Jornada 7. De policías y militares (31)


El sargento volvió con una botella de vino y dos vasos. Lo de las copas era una cursilada para las citas, opinaba el militar. Si había que beber se bebía en vaso que cabía más y era más masculino. Le pasó uno de los vasos a Alex y llenó ambos.

-Por los gilipollas de este mundo –propuso el sargento alzando su vaso.

-Si hubiera más no estaríamos de mierda hasta el cuello –respondió Castillo sonriendo y alzando su vaso.

Ambos se sentaron después del brindis mirándose seriamente.

-Entonces, ¿qué propones? –Preguntó el militar que se acabó el primer vaso como si fuera agua- ¿Tratar de entrar en el castillo a hurtadillas?

-Uff, la verdad es que requiere algo de planificación –respondió Castillo sentándose también- Atravesar la ciudad puede ser jodido, por muy bueno que sea el vehículo. Y llegar hasta el castillo… seguramente habrá zombis. Y los accesos al castillo no son ideales, creo recordar que hay una carretera principal que es la que se usa habitualmente.

-¿Y cuál es el problema? Aparte de que los militares nos puedan ver llegar y decidan acribillarnos.

-Que la gente pueda pensar que el castillo es seguro y haya tratado de llegar al mismo –respondió Castillo pensativo- Y si tienes que subir al castillo, con la puñetera cuesta que hay, y con zombis… lo normal sería coger el coche… ahora imagina que coinciden una docena de vehículos y un par de esos zombis nuevos… ya tienes un atasco y una masacre y más zombis.

-Déjame imaginar, además de noche, porque la gente es tan estúpida como para pensar que los zombis no les verán en la oscuridad y ellos tendrán ventaja… -propuso el militar.

-¿Es que nadie ha leído libros ni ha prestado atención a los consejos por si ocurría algo así? –Preguntó a nadie en particular el policía- No entiendo cómo la gente puede volver a cometer los mismos errores que hace 30 años. Joder, que se supone que somos inteligentes.

-Supones demasiado –suspiró el sargento- ¿Recuerdas los consejos que dan las azafatas en los aviones? La gente no los escucha porque… ya los han escuchado otras veces. ¿Y qué pasa cuando hay una catástrofe? Que nadie recuerda las instrucciones y todo el mundo muere. Porque el ser humano es así. Racional hasta que está en una crisis y entonces… no trates de razonar con él.

-Bueno, el caso es que coger la carretera principal está descartado –sentenció el policía- Aunque creo que se me está ocurriendo cómo llegar hasta la cima. Y no, no iremos andando.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s