Jornada 02 Soviets (31)



Vladimir Putin, que no había formado parte de dicho golpe, procedió a darse de baja poco después y a observar desde fuera la purga que se comenzó a llevar a cabo en todos los estamentos para asegurarse de que nadie tenía la tentación de nuevo de tomar por la fuerza el poder. A muchos de los oficiales de mayor rango se les envió a la frontera asiática o a supervisar la limpieza zombi en dicho territorio con lo que eso implicaba.

Durante los siguientes años la Unión Soviética fue reforzando su poder en el Este de Europa y absorbiendo distintos países en el proceso como Hungría o los países bálticos. La independencia de Grecia se respetó de cara al exterior para mantener las apariencias, pero lo cierto era que estaba rodeada por nuevas provincias soviéticas y era uno de los países más cercanos a África por lo que sus relaciones con los soviéticos eran cuidadas hasta el más mínimo detalle y colaboraban en todo lo que se les solicitara.

Europa y Norte América asistían alarmados al rearmamento y resurgimiento de la poderosa Unión Soviética sin poder hacer nada ni ofrecer resistencia alguna. Todos los países estaban todavía sumidos en el caos en mayor o menor medida tratando de acabar con la amenaza zombi dentro de sus fronteras como para preocuparse de sus vecinos detrás del Telón de Acero.

Los servicios de espías tuvieron que comenzar de cero todo su entramado de información y con muchísimos menos recursos. La prioridad ahora no era saber qué hacían los vecinos comunistas o los aliados europeos sino averiguar el mejor modo de luchar contra los zombis e impedir que volviera a repetirse una plaga parecida.

Anuncios

Jornada 02 Soviets (30)



Los resultados de la prueba habían sido un éxito y la Unión Soviética comenzó a usar de forma masiva en Asia ese tipo de dispositivos para diezmar la amenaza zombi a ese lado de la frontera.

Cuando, finalmente, el resto de países descubrieron la táctica utilizada por los soviéticos, trataron de quejarse pero fueron rápidamente callados al señalarse sus propias medidas para impedir que los zombis les atacaran como igual de inhumanas. Al menos la medida soviética era definitiva y no corrían el peligro de ser atacados en el futuro.

A pesar de todo, las cosas a nivel interno no iban bien y las tensiones entre la clase dirigente y un sector más duro fueron creciendo hasta desencadenar en un intento de golpe de estado liderado por el KGB y que fracasó cuando se informó al pueblo del mismo.

Los soviéticos habían sufrido el ataque zombi pero también habían visto como su Premier tomaba decisiones difíciles como usar armas de destrucción masiva en contra de la opinión extranjera para salvarles de la amenaza y siempre habían visto al KGB más como unos aprovechados que como servidores leales así que cuando se comenzó a conocer el golpe de estado todos salieron a la calle para enfrentarse a los golpistas que tuvieron finalmente que desistir.

Jornada 02 Soviets (29)



-¿Cuáles son las lecturas de radiación? –Preguntó preocupado acercándose a otro científico que estaba estudiando los instrumentos y los datos que les llegaban.

-Dentro de los parámetros esperados –respondió éste- Se está expandiendo con bastante rapidez pero por ahora no sobrepasa los límites. Deberemos esperar algún tiempo para ver cómo se disipa.

Putin asintió. Lo cierto era que una de las ventajas de ese tipo de bombas era que la radiación se expandía con mucha rapidez, suficientemente intensa para acabar con seres humanos protegidos incluso con trajes anti-radiación pero que se disipaba de forma más rápida que la radiación producida por una bomba atómica.

Ahora sólo quedaba esperar que no hubiera ningún accidente inesperado y estudiar los datos para poder perfeccionar el método y aplicarlo de nuevo a lo largo y ancho de Asia para acabar con la amenaza que se cernía sobre la Unión Soviética si se olvidaban de ella como parecían pretender hacer los europeos y los americanos con sus continentes vecinos pobres.

Jornada 02 Soviets (28)



-Eso es ciencia ficción –le respondió el científico- Tal vez en el epicentro, debido a la explosión, pero el neutrón no funciona de esa manera. Creará una reacción inmediata que, aunque débil, tiene la característica de usar todo lo que se encuentre vivo a su paso como repetidor de manera que la radiación irá pasando de un zombi a otro de manera que sus órganos internos se irán pulverizando, no literalmente, incluyendo su cerebro.

Putin, que había leído los informes sabía que la explicación que el científico había dado era bastante simple, seguramente por miedo a hacerla demasiado complicada y que el premier decidiera volarle la cabeza, o mandarle a Siberia a limpiarla de zombis. Pero lo importante era que ciertamente el objetivo era destrozar los cerebros de los zombis e inutilizarles.

Jornada 02 Soviets (27)


-Creo que el castigo por alta traición sigue siendo la muerte –dijo secamente el Premier mientras devolvía la pistola a su sorprendido guardaespaldas.

-Que alguien retire el cadáver –dijo uno de los asistentes rápidamente- Y que se encarguen de quemar el cuerpo para que no vuelva a levantarse.

La explosión tuvo lugar poco después sin que nadie dijera nada de lo sucedido más preocupados por la prueba que por la muerte de un militar.

Una bola blanca no demasiado grande se formó a cierta altura por encima de la ciudad y posteriormente se comenzó a formar la familiar nube con forma de seta.

-Creía que sería más grande –señaló extrañado el Premier recordando pruebas nucleares previas.

-La carga explosiva es mínima dado que la principal característica que buscamos no es la destructiva sino una rápida reacción de los neutrones –le explicó un científico.

-¿Qué debemos esperar ahora? ¿Veremos cómo se desintegran los zombis? –Preguntó el premier mirando las pantallas.

Jornada 02 Soviets (26)


-Si vemos que la radiación es más elevada de la que esperábamos toda la zona será saneada.

-¿Qué quiere decir?

-Tenemos preparada una carga que convertirá toda la zona en cenizas. Zombis, edificios y todo lo que haya. Sí, todavía quedará radiación, pero será lo único que exista. Pero la probabilidad de que eso ocurra es muy baja.

-¿Me puede garantizar que nadie descubrirá lo que estamos haciendo?

-Por supuesto que no. Eso es imposible, salvo que diera su permiso y después todo el mundo dentro de esta sala acabara muerto, más los tripulantes del avión, los que prepararon las armas, los que estudiaron el caso… Tarde o temprano se sabrá, pero sinceramente, nadie quiere una guerra en estos momentos. Y a nadie le importará que bombardeemos una ciudad china aislada.

El premier asintió e hizo ademán de volver a la sala.

Todo el mundo pareció tranquilizarse y las armas volvieron a sus fundas excepto las de los guardaespaldas que las dejaron fuera por si acaso.

El premier recitó los códigos identificativos y mientras todos pasaban a mirar la pantalla cogió en silencio y sin que nadie se diera cuenta la pistola de uno de sus guardaespaldas. Se acercó al militar que anteriormente le había apuntando y le disparó en la cabeza.

Jornada 02 Soviets (25)


-Creía que usted era el más interesado en que este experimento se llevara a cabo –respondió el militar- Debería apoyarnos. Es hora de que tengamos un cambio de líder. Alguien más fuerte y decidido que piense primero en nuestro bienestar y no en el de lo que dirán otros países.

-No somos una república banananera en la que tomamos el poder a punta de pistola –señaló Putin- Eso lo dejamos atrás hace mucho tiempo. Pero si puedo señalar algo, camarada Premier, creo que se equivoca en su asunción.

-¿A qué se refiere?

-A que el mundo sabrá lo que hemos hecho. ¿De verdad cree que al mundo le importa lo que hagamos en un sitio tan apartado? Los Estados Unidos todavía están reconquistando sus ciudades más grandes. Europa está sumida en el caos, y nuestra información indica que se preparan para, de alguna manera, separarse de sus vecinos más pobres América del Sur y África.

-Sí, he leído esos informes, pero igualmente…

-Existen dos escenarios: Tenemos éxito y descubrimos un nuevo método de acabar de forma masiva con los zombis respetando las infraestructuras o dejamos la zona irradiada durante un tiempo indefinido. De cualquier manera el escenario elegido está muy alejado de nosotros o de cualquier país aliado o que haya sobrevivido.

-¿Pero qué pasará con los zombis radioactivos?