Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (13)


Los días se convirtieron en semanas y éstos en meses y rápidamente se fue acercando el final de 2009. Y Doc no paraba de dar órdenes desde un refugio secreto del que sólo salía para revisar las obras en la base del Puig Major, como decían los nativos de aquella isla que se llamaba el pico en el que estaba situada dicha montaña.

Los movimientos de la Sexta Flota (o lo que quedaba de ella ya que tras unos incidentes en la isla de Chipre -de los que no se reportaron muchas noticias- había visto reducida considerablemente su dotación) habían sido confirmados y ya se encontraba rumbo a Mallorca como si simplemente fuera de descanso aprovechando las Navidades. Obviamente eso no extrañaría a nadie dado que la ciudad estaba acostumbrada a recibir a portaaviones extranjeros y otros barcos militares. Y con la crisis que estaba sufriendo la isla los marineros serían bienvenidos.

Miró las nuevas cifras que le habían pasado. Una lástima, pensó estudiándolas. El turismo parecía haber vuelto a florecer, al menos tímidamente, pero parecía que los hoteleros veían el final del túnel de su crisis particular. Pero eso era bueno para él y sus proyectos ya que cuanta más gente hubiese, más pánico y más se podría estudiar el comportamiento de la masa. Además, que no fueran naturales de la isla hacía todo más interesante, ¿qué harían los turistas? ¿Cómo se comportaría la sociedad civil? ¿Les ayudaría? ¿Los dejaría a manos de los zombies? Doc sonrió, apostaba por eso último, si algo sabía de la naturaleza humana era que cuando había peligro lo último en lo que alguien pensaba era en ayudar al prójimo; lo primero era ponerse a salvo uno mismo y luego… bueno, ya se vería.

Los primeros experimentos en la prisión ya habían comenzado. Por ahora eran los denominados como inofensivos, los que se hacían por el bien de la sociedad mientras se estudiaba cómo convertir a la mayor parte de los presos en zombies y dejarlos libres por la ciudad para que hicieran cundir el pánico. Tal vez aprovechando las salidas al patio… Bueno, eso tendría que ser una decisión pensada.

Quedaba poco para que todas las piezas estuvieran en posición y comenzaran los experimentos de verdad. Todavía tendría que lidiar con el capitán del portaaviones al que seguramente no le gustaría demasiado tener a bordo a un civil como él y formar parte de tan… indigno experimento. Mientras le hubieran diseñado y preparado las salas que él necesitaba como había previsto y ordenado no le importaba lo que pensara el capitán. Que le maldijera todo lo que quisiera.

Ahora lo más importante era la base en la montaña. No podía haber fallos en su diseño. Muros altos, dobles o triples, alambre de espino, fosos… torres con francotiradores… Y la zona de experimentación principal debía estar igual de protegida y aislada, vigilada las 24 horas del día. Focos iluminando toda la zona de noche. Lo último que quería era que los zombies camparan libremente por la base. Y lo más importante, revisiones diarias del personal para comprobar que no había mordeduras, arañazos o cualquier accidente “insignificante” que no valía la pena informar.

Toda precaución era poca.

Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (12)


Comenzó a hacer una lista de los primeros experimentos a realizar.

Obviamente, debían averiguar si el cambio a zombie seguía siendo tan largo como antaño, si sólo una mordedura convertía, qué pasaba si te amputabas rápidamente el miembro mordido. O si intercambiabas fluidos con los zombies, cosa complicada, dado que los puñeteros no-muertos no tenían mucho líquido por sus cuerpos, pero bueno…

Había tantas cosas por estudiar, y el proceso parecía evolucionar, lo cual le desconcertaba enormemente, ya que parecía implicar que en el fondo pudiera acabar habiendo alguna mutación en aquellos no-muertos. Quién sabe si, a ese paso, acabarían habiendo bichos de aquéllos con cierto grado de inteligencia o raciocinio.

Luego comenzó a hacer una lista paralela, de la que sólo él sabría. Había un par de cosas que quería probar, y que seguramente sus compañeros de viaje no le autorizarían. Al parecer estaba bien poner una ciudad en peligro pero no… ese tipo de experimentos.

¿Qué pasaría si uno comía carne de zombie o contaminada? Si los fluidos convertían, ¿qué pasaría si se juntaban esos fluidos con otro medio líquido? ¿Seguiría la conversión? Obviamente estaba el término intermedio, ¿qué pasaría si un líquido se contaminaba con carne zombie?

Eran preguntas que no tenían respuesta… todavía, pero que pretendía averiguar. Sólo sería necesario un poco de sutileza y paciencia. Pero debía planearlo cuidadosamente. Hacer que pareciera un accidente y no un experimento. Al fin y al cabo la gente no era tonta… bueno… no tanto.

Tenía claro que la base militar que había instalada en las montañas de Mallorca debía ser inexpugnable. Eso no sería un problema. Y seguramente podría pasar cierto tiempo ahí. Si esa instalación no era segura… claro que el problema podría ser el transporte. Un coche estaba descartado. Un helicóptero podía ser derribado pero… tres helicópteros idénticos… también, pero sería más complicado. Lo que sí tenía claro era que el portaaviones sería seguro. Rodeado de marines era imposible que esa endemoniada mujer pudiera colarse.

La cárcel por otra parte… estaba a las afueras de la ciudad. En un espacio abierto. Con múltiples rutas de escape. No, no pondría el pie en la cárcel. Que otro se encargara. Además, ahí sólo llevaría a cabo experimentos de los que sus subordinados pudieran encargarse y él simplemente supervisar desde la seguridad de su sala de mando.

Los presos, y eso era algo bueno, cumplirían con su pena con la sociedad. No le interesaba realmente saber el motivo por el que estaban en la cárcel. Si estaban en la misma seguramente sería porque habían hecho algo malo. Y usarlos para sus experimentos no sería un problema. Ni tendría cargo de conciencia alguno… si eso podía pasar. La duda era saber hasta dónde debía explicar a los carceleros y a los funcionarios de la prisión… seguramente habría gente en contra de esos experimentos, tal vez se podría colar como si estuvieran experimentando una cura contra los zombies… Sí, no sería mala idea. Usar un ala especialmente para los experimentos para el público. Encontrar a los corruptos entre los guardias y los funcionarios, y comenzar a mover presos a esa ala tan especial… al fin y al cabo, no conocía a nadie a quién no le gustara el dinero… bueno… excepto a esa puta.

Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (11)


Doc se recostó en el cómodo sillón del jet en el que viajaba. Era una de las muchas cosas que tenía de bueno pertenecer a esa organización. Aparte de tener un presupuesto casi infinito y todo tipo de recursos a su alcance que ningún otro científico podría imaginar.

En esos momentos, y mientras esperaba a que el avión llegara a su destino, descansaba mirando una pantalla que había en la sala. Solía ver con cierta frecuencia las series de ciencia-ficción norteamericanas. Por norma general eran patéticas, pero siempre dejaban caer alguna teoría o alguna idea que era interesante de analizar y desarrollar.

La serie que le tenía entretenido en esos momentos era una sobre universos alternativos. Los protagonistas tenían que investigar una serie de incidentes que se daban al parecer debido a una ruptura en el espacio-tiempo. Lo curioso era que mostraban una Tierra paralela totalmente irreal y que no tenía sentido. Por un lado decían que las Torres Gemelas habían sido derribadas por unos aviones pilotados por terroristas. Sólo la noción de eso era ridícula. ¿Qué terrorista querría quitarse la vida? ¿Y derribar las Torres Gemelas con aviones? Por favor, se necesitaba algo más que eso para derribar esas inmensas moles de acero y cemento. Él había estado en las mismas varias veces y no creía que algo así fuera posible, realmente eran mucho más grandes de lo que las fotos o las imágenes de televisión daban a entender. Además decían que los norteamericanos habían elegido a un presidente negro… vale que podía ser que se diera la circunstancia de que eligieran a un presidente republicano, pero ¿negro? Si era el país más racista que había conocido en toda su vida.

A pesar de la avalancha que había llegado de inmigrantes, o refugiados, como se llamaban a sí mismos, y el incremento de población hispana que eso había originado, seguían tratando a todos los que no fueran “americanos de verdad” como ciudadanos de segunda. Y eso hacía que todo aquel que no fuera blanco lo tuviera difícil para prosperar más allá de sus guetos habituales.

Así que un presidente negro… era llevar más allá de la ficción una idea. Menos mal que era simplemente el universo paralelo al que sólo se hacía referencia de vez en cuando, porque si no hubiera dejado de ver la serie inmediatamente.

Mientras veía la serie se dedicó a hacer un repaso rápido a lo que tenía que hacer. Ahora que ya tenía el visto bueno del grupo podía poner manos a la obra. Debía comenzar a preparar las órdenes para que las instalaciones de la isla fueran acondicionadas, sin llamar la atención obviamente. Debía comenzar a trasladar personal y seleccionar quiénes estarían enterados de todo, quiénes de parte del proyecto y quiénes… serían la cabeza de turno en caso de que algo saliera mal.

Lo que más le molestaba era que tendría que hacer algunas cosas en persona… y eso haría que estuviera al descubierto… dándole la oportunidad a esa zorra de tratar de acabar con su vida. Debía pensar bien cuáles serían sus salidas y preparar la protección adecuada a las mismas.

Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (10)


Mike asintió complacido.

¿Qué sabemos de nuestros amigos los norteamericanos?

El presidente Cheney está en los cielos. Todos los norteamericanos armados hasta los dientes, con vehículos todoterreno que gastan una cantidad prohibitiva de combustible. Y su enemigo, los comunistas que vuelven a ser su némesis con lo que eso conlleva, más gasto militar, más paranoia… vamos, que no creo que cambien de partido más votado en mucho tiempo.

O sea, que encontraremos en él toda la cooperación que necesitemos –señaló Mike complacido , es bueno saberlo.

Luego Mike hizo una pausa.

Pero me preocupa Japón. ¿Todavía no sabemos nada de ellos?

Charlie negó con la cabeza.

Todos nuestros intentos han sido en vano. Los aviones y los barcos desaparecen como por arte de magia. De los submarinos no se vuelve a saber. Lo hemos intentado incluso con globos y dirigibles. Nada, todos desaparecen antes de poder comunicar qué está pasando. Y los satélites están ciegos. Lo hemos intentando una y otra vez pero cada vez que tratamos de enfocar las islas sólo obtenemos estática.

Al menos eso significa que siguen vivos –dijo Mike algo es algo. Aunque no poder contar con su tecnología es una pena. Siempre han sido los mejores en desarrollar la tecnología más allá de nuestra imaginación… Creo que estaremos todos de acuerdo que debemos seguir tratando de ponernos en contacto con ellos.

Los presentes asintieron uno por uno con la cabeza. Nadie sabía qué había pasado a ciencia cierta con Japón. Durante las primeras semanas el caos en el planeta fue tan grande que ni siquiera el grupo podía estar enterado de todo cuanto sucedía alrededor del globo. Y de repente, cuando quisieron saber qué pasaba… no habían podido. Era un misterio. Al menos sabían que no tenían bombas atómicas… o eso esperaban.

Charlie continuó con su informe.

Estamos teniendo problemas con el continente africano. Como ya sabrá es el continente del que menos sabemos. Creemos que está en manos de los zombies, pero nuestros enviados… mandan información confusa… y luego desaparecen. Así que estamos centrando nuestros experimentos y pruebas en el continente sudamericano y en la parte asiática que los rusos han dejado sin atacar. Los israelís se están mostrando muy cooperativos. Claro que no tienen más remedio, están ahí solos rodeados de arena y zombies.

>>Después del fiasco en la Gran Bretaña los ingleses supervivientes han migrado e instalado en Australia, donde tras ser acogidos y ayudar a la supervivencia de la isla, han proclamado Sidney la nueva capital del imperio británico. Siguen siendo unos excéntricos, pero bueno… son británicos así que…

Los presentes soltaron unas risas al escuchar el comentario.

Por cierto, cuando el grupo lo desee podemos comenzar a recuperar Cuba usando Guantánamo como cabeza de playa. Las instalaciones están intactas y los americanos no han tenido problemas para recuperarlas y limpiarlas de zombies así como las zonas cercanas.

Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (9)


El grupo que continuaba reunido vio entrar a una nueva figura. Era conocido únicamente como Mike y fue directo a la cabecera de la mesa. Sentándose donde antes había estado Charlie.

El resto de presentes se fue sentando rápidamente y en silencio. Charlie se aclaró la garganta y se situó en la silla al lado de la cabecera.

Con todos los respetos, no entiendo cómo podemos seguir tratando con ese sádico –dijo a modo de introducción Charlie . Sólo ha traído problemas al grupo. Deberíamos meterle una bala en la cabeza, o mejor aún, abandonarlo en Sudamérica o África con sus queridos zombies.

Mike sonrió. No era la primera vez que Charlie mostraba su malestar con Doc.

Es un sádico, pero su cerebro es único –le respondió con voz tranquila y sosegada , ha proporcionado muchos avances al grupo. Por ahora nos da beneficios. Y mientras siga dándolos, seguiremos usándole. Y ahora, si no le importa, comencemos con el informe.

Charlie no tenía cara de querer rendirse, pero decidió que no era el momento ni el lugar. Así que simplemente se levantó y comenzó a dar las noticias al grupo ahí reunido.

Actualmente el número de zombies sigue sin poder ser calculado, pero se estima en que deben de quedar unos cientos de millones. La mayoría en Sudamérica y África. El drástico bajón de la población se lo debemos a nuestros amigos soviéticos y su uso indiscriminado de armas de neutrones. Calculamos que han reducido la población zombie en más de la mitad. Mil millones de zombies o así. Todos en Asia. La zona bombardeada sigue bajo estudio aunque parece que la contaminación al no ser radiación gamma no se desplazará… por ahora. Por lo que sabemos los soviéticos no tienen la más mínima intención de repoblar esa zona por ahora.

Mike le interrumpió.

Los soviéticos… ¿cómo vamos con ellos?

Charlie suspiró.

Muy lentamente. No confían en el capitalismo y menos después de lo que ha sucedido- comenzó a responder . Les estamos intentando hacer ver que nuestro fin no es el económico.

Mike no pudo evitar sonreír ante esa falsedad.

Supongo que habrá que tener paciencia con ellos. De todos modos, mientras no tengan planes de expansión más allá de sus fronteras actuales no creo que tengamos que preocuparnos… ¿verdad?

Charlie negó con la cabeza.

Están poniendo en orden sus nuevas… repúblicas. Encarcelando y fusilando disidentes, sospechosos de ser disidentes… su rutina habitual –dijo algo tenso Charlie . Nos hemos centrado en tratar de salvar a gente… interesante para nuestros proyectos, según las instrucciones del grupo.

Los presentes asintieron con la cabeza. Era obvio que una oportunidad como esa no se presentaba todos los días. Al fin y al cabo los americanos se habían puesto al día en la tecnología nuclear y de cohetes gracias a los científicos fugados de la Alemania Nazi. Si los soviéticos no los querían ellos los recibirían con los brazos abiertos, a ellos, sus familias… y sus conocimientos.

Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (8)


Doc continuó con su explicación.

El día de Reyes no es como las procesiones de Semana Santa. No hay pasos. No hay imágenes religiosas sagradas y antiguas. Es todo mucho más comercial. Y la gente sale más a la calle por esas fechas que en Semana Santa. El ánimo consumista.

¿Es consciente que habrá cientos, tal vez miles de niños por las calles y más concretamente en la cabalgata? –preguntó uno de los presentes molesto.

Sí, niños, y ancianos, y mujeres –dijo con tono cansino Doc . ¿Y qué quiere que haga? Como dicen en algún país, hay que romper huevos para hacer una tortilla. El experimento para ser útil ha de ser con todos los espectros de edades y sexos. Si les ocurre algo a los niños es que los padres no estaban preparados.

Y usted, ¿dónde estará Doctor? –preguntó el conocido como Charlie.

Seguramente en el portaaviones. Supervisando las operaciones –respondió Doc algo molesto por la pregunta . Supongo que estando rodeado de militares mi seguridad estará asegurada.

Supongo que sabe que si algo sale mal… prescindiremos de sus servicios señaló Charlie con una sonrisa inquietante . Y borraremos cualquier rastro de nuestra asociación.

Doc permaneció en silencio durante unos segundos sopesando la clara amenaza y si responder a ella.

Si es su manera de informarme que hasta yo soy imprescindible me doy por enterado –respondió finalmente . Si no tienen más preguntas u observaciones me gustaría comenzar con los preparativos de la operación… siempre que les parezca bien.

Los presentes se miraron unos a otros pareciendo discutir entre ellos con miradas y en silencio. Finalmente uno a uno fueron asintiendo con la cabeza.

Doc sonrió victorioso y fijó sus ojos en Charlie que seguía impasible la reunión sin haber votado. En ningún momento cruzó su mirada con el científico. Lo que molestó bastante a este último. Estaba seguro que deseaba que su proyecto fracasara, aunque eso significara un golpe para el grupo.

Muy bien, comenzaré los preparativos e iré informándoles regularmente de los progresos de la operación a la que por cierto todavía no he puesto nombre. Tal vez quieran llamarla ‘Apocalipsis Island’, ya saben, para hacerles un guiño a nuestros futuros amigos españoles.

Nadie en la sala pareció encontrar gracioso el comentario de Doc y simplemente se levantaron y comenzaron a formar grupos para intercambiar opiniones de la reunión mientras ignoraban la marcha de Doc de la sala.

El científico se encaminó hacia la salida acompañado de nuevo por sus guardaespaldas. Esperaba que no hiciera ese calor en su nuevo destino. Decían que Mallorca tenía buen tiempo en invierno. Habría que comprobarlo. Se río de su propio chiste mientras caminaba por el pasillo y salía al exterior.

Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (7)


La cara de Doc amagó una imagen de terror al escuchar la amenaza y levantó los brazos en señal de rendimiento.

Tranquilo. No hace falta ponerse así. Si le parece mejor volvemos al tema principal y nos olvidamos de ese molesto insecto.

>> Lo ideal sería que las autoridades locales no estuvieran informadas… para dar mayor realismo al simulacro. Evitar que los militares entren en acción y luego controlar la zona de manera que no salga ni entre nadie de la misma. Así mismo, sería conveniente preparar una historia adecuada al porqué del fallo de comunicaciones. Y sembrar de falsa información la isla cuando estalle el brote zombie. Dejarles desorientados.

Sinceramente se está poniendo un poco pesado con los militares –señaló el conocido como Charlie . Le hemos entendido el primer centenar de veces que nos lo ha dicho. No hace falta que lo repita como una coletilla, parece estar obsesionado con el tema.

Doc asintió algo molesto por la interrupción.

Podríamos aprovechar la Flota norteamericana que patrulla el Mediterráneo para controlar los alrededores de la isla. Y dejar el portaaviones cerca de la ciudad. Propondría usarlo como centro de mandos principal. Asimismo, la base militar que se encuentra en una de las montañas de la isla podría ser usada como centro avanzado, además cuenta con la tecnología suficiente para oscurecer e interferir las señales de comunicación.

>> Simplemente habría que re-acondicionarla un poco. Prepararla para un asedio zombie o civil. Y para estudiar a los zombies que vayan siendo creados o heridos por los zombies. Debemos comprobar si los zombies han evolucionado o están estancados en la fase que ya conocemos.

Es un plan ambicioso. ¿Para cuándo propone llevarlo a cabo?

He ido descartando fechas. El verano en la isla es mortal, por lo que los zombies sobrevivirían menos debido al fuerte sol y calor existente, aunque en principio resultaba tentador por el aumento de población gracias a todos los turistas que acuden. La primavera y el otoño los descarté por la baja población y el tiempo cambiante. La Semana Santa era una de las fechas que más me convencían pero… estoy seguro que a la Santa Sede y a los católicos aquí presentes no les gustaría que interrumpiera dicha celebración.

¿Tiene alguna fecha o no? –preguntó impaciente Charlie ante los rodeos que se estaba tomando el científico.

Navidades –respondió secamente Doc . El invierno en la isla no es muy duro. Hay un aumento significativo de la población debido al regreso de gente para pasar las fiestas con sus familias, y también un aumento de turistas y visitantes en general buscando un tiempo más benigno. Más concretamente la víspera de Reyes.

¿Perdón? –Charlie estaba confuso-. ¿No decía que Semana Santa no para no molestar a la Iglesia y ahora propone Reyes?

Había pensado primero en Nochevieja –dijo sonriendo Doc , pero luego la descarté porque el alcohol en sangre impediría tener un estudio general correcto. Y seamos sinceros, Reyes es más casi una fiesta pagana que otra cosa. Debemos aprovechar la concentración de la gente en la cabalgata para ver cómo reacciona la masa.