Jornada 01 Una historia de amor (13)


27 de noviembre

Hola Adam

Pero qué pandilla de paletos que hay por tu zona. ¿Pero qué tienen que ver los pobres negros con todo esto? Si los zombis no discriminan, matan a todo ser humano vivo que se les ponga por delante da igual si es blanco o negro, un anciano o una mujer… incluso a abogados y políticos.

Supongo que es uno de los motivos por los que mis padres me enviaron al campo de supervivencia zombi dirigido por tu padre, porque no se fiaban para nada de lo que me enseñaban en la escuela. Y qué razón tenían. Lo cierto es que en mi clase no son tan políticamente incorrectos, pero también dejan claro que si ves un zombi debes llamar a la policía y dejarlo en sus manos y nunca tratar de resolver tú el problema. Por un lado tiene lógica pero por el otro, qué quieres que te diga, prefiero saber cómo matar a un zombi que no morir porque la policía no ha llegado a tiempo.

Pero parece que todo el mundo lo que quiere hacer es simplemente olvidar que los zombis están ahí y son un peligro. Imagina si lo que mis padres dicen no fuera cierto y el sur del planeta no estuviera inundado, si todavía quedaran zombis… sería el fin de la Humanidad.

Bueno, como me debes un par de cartas no me enrollo más.

Eva

.

Jornada 01 Una historia de amor (12)


[…]

El director, que no parecía para nada contento con lo que estaba pasando comenzó a gritar y a perder los papeles diciendo que el material de la asignatura había sido revisado y aprobado por el gobierno y si tenía alguna queja que escribiera a su congresista… Si sabía quién era. Luego dijo que dado que había faltado al respeto a la profesora y al resto de mis compañeros me tenía que expulsar una semana.

Y mi padre dijo que no quería que mi educación estuviera en manos de incultos racistas y que no volvería a aquella escuela. Que prefería contratar a un profesor privado y que me enseñara en mi casa que no tener que volver a pisar aquel lugar de incultura.

Me cogió de la mano y nos fuimos.

Y ahora tengo un tutor privado que me enseña en casa y que no me quita la vista de encima. Y durante las primeras semanas mi padre también se quedó en casa vigilándome para ver cómo me adaptaba a mi nuevo ambiente y si el profesor cumplía con su deber y no era una mala influencia. Y por lo que puedes suponer, escribir una carta era complicado sin tener que dar mil y una explicaciones.

Hasta que la situación no se ha normalizado y mi padre no ha vuelto al trabajo no he podido “escaparme” y responder tus cartas.

Espero que ahora tenga algo más de tiempo para escribirte y pueda contarte más cosas. Te dejo que escucho a mi padre subir las escaleras, seguro que quiere revisar mis deberes como si fuera un niño pequeño.

Adios, Eve.

Adam
.
.

Jornada 01 Una historia de amor (11)


24 de noviembre

Hola Eve,

Perdona el retraso pero he estado muy vigilado estos días. Nada grave realmente, pero con los últimos cambios en mi vida me ha sido imposible escribirte.

Comenzaré por el principio.

Como ya sabrás, o no, existe una asignatura llamada “Defensa contra las no-personas” que pretende educarnos en la manera de tratar ante una futura amenaza zombi. Mi profesora estaba explicando que si aparecía una no-persona debíamos ignorarla como a los negros, dejarles en paz y olvidarse de ellos, como si no existieran. Como te puedes imaginar, a los negros de la clase no les hizo ni pizca de gracia, pero no dijeron nada dado que… están acostumbrados a ignorar a los blancos estúpidos. Pero yo no pude callarme así que levanté inocentemente mi mano, me puse en pie y le pregunté si estaba dispuesta a probarnos esa teoría poniéndose delante de un zombi (sí, use esa palabra políticamente incorrecta) e ignorándole. Le mencioné que en el campo de entrenamiento de mi padre teníamos varios y si estaba dispuesta le podía pedir uno para la clase.

Como te puedes imaginar acabé en el despacho del director recibiendo gritos de todo el mundo. A nadie parecía importarle que nos estuvieran adoctrinando y mintiendo. Hasta que llegó mi padre. Se negó a escuchar primero las versiones de los adultos y me preguntó qué había pasado. Obviamente yo le conté todo incluyendo el comentario sobre los negros y cuando acabé mi padre miró al director y a la profesora y les preguntó si deseaban añadir algo a lo que había dicho. O si había mentido. Nadie dijo nada. Luego les preguntó si sabían a lo que se dedicaba y les dijo claramente que lo que estaban enseñando era a crear más zombis.

[…]

.

Jornada 01 Una historia de amor (10)


18 de noviembre

Hola Adam

Sí, de nuevo yo. ¡Todavía no he recibido respuesta! Me muero de impaciencia.

Al principio pensé que había pasado algo por la zona donde vives así que miré por Internet las noticias, pero no parece que pase nada fuera de lo normal… Incluso consulté algunas de esas páginas, subversivas, pero eso sí, usando el wi-fi de mi vecino.

Luego pensé que a lo mejor un zombi se comió al cartero y no te llegaban mis cartas pero igualmente, tendrías que escribirme. Claro que a lo mejor el zombi se ha comido tu carta… o tal vez se ha comido todas nuestras cartas.

Pero da igual. O me escribes pronto o me planto en tu casa pidiéndote explicaciones.

Por cierto, pude escuchar a mis padres discutir el otro día. Por supuesto, pensaban que estaba durmiendo. Al parecer las cosas no van muy bien en el gobierno dado que cada vez hay más gente descontenta con los recortes que se están haciendo. Mi padre incluso dijo que a lo mejor teníamos que mudarnos y todo, pero luego en la televisión no dicen nada de eso.

A ver si los de las teorías de la conspiración van a tener razón. Espero que no. Tengo a todos mis amigos aquí y si algo fuera a ocurrir, bueno, vivo en la capital del país así que se supone que aquí estaré segura, ¿verdad?

Bueno, ¡que me envíes de una vez esa explicación!

Eve

.

Jornada 01 Una historia de amor (9)


13 de noviembre

¿Dónde te metes Adam? Todavía no me has escrito. Sí, ya sé que las cartas tardan, pero es que… ¡quiero saber el motivo por el que te expulsaron del colegio!

Venga, escribe ya. Espero que nuestras cartas se crucen y en breve se resuelva el misterio porque… no serás capaz de volver a dejarme esperando, no eres tan cruel. Eres un buen chico, temeroso de Dios.

Es verdad, ¿tú vas a la iglesia? Mis padres me arrastran todos los domingos a rezar a Dios y arrepentirme por mis pecados. Por lo visto soy una buena católica dado que he sido bautizada y he hecho la primera comunión. ¿Sabías que en la Biblia aparecen zombis? No lo descubrí yo, por supuesto, quién se va a leer un libro tan aburrido y que trata tan mal a las mujeres; lo decían en Internet y luego lo miré en la Biblia que hay en mi casa. No me lo podía creer, el que más me marcó fue el de Mateo, 27: 52 donde dice que los muertos salieron de sus tumbas y la gente pudo verles. Por supuesto esa noche no pude dormir.

Venga, ya estás tardando demasiado. Cuéntame por qué te expulsaron, vamos.

Eva

.

Jornada 01 Una historia de amor (8)


6 de noviembre

Hola Adam

¿Cómo que te han expulsado? ¿Y te quedas tan fresco? ¿Y no me dices el motivo? Ahora tendré que esperar Dios sabrá cuánto tiempo para que me cuentes qué ha pasado para que te expulsen. Supongo que tu padre no debió de estar nada contento con eso.

Sobre Halloween, lo celebramos con normalidad. Si consideras normalidad que la policía ocupe todas las calles y el ejército también se haga notar. Dicen que es por si aparece un zombi y para proteger a los niños. ¿Te lo puedes creer?

Este año quería disfrazarme de Xena, la princesa guerrera, pero mis padres han dicho que iba a ir por ahí enseñando carne para que los pedófilos trataran de secuestrarme. Así que me acordé de lo que decías en tu carta y decidí ir de príncipe encantador… acompañando a mi hermana pequeña que iba de princesa de cuento de hadas.

Mis padres no pusieron tantos problemas, dado que iba completamente vestida, aunque no les hizo mucha gracia que fuera vestida “como un hombre” como si eso fuera a transformarme en algo extraño y no pudiera casarme algún día. Como si quisiera casarme y tener hijos.

Si lo recuerdo trataré de llevar un cargamento de dulces el año que viene… si consigo que mis padres me vuelvan a enviar. Tendré que no mostrar que quiero ir para que no se piensen que pasa algo extraño. Lo llaman psicología inversa, lo aprendí en una película, se trata de decir lo contrario que sientes para que los demás piensen lo contrario de lo que dices. Es como comerte las verduras cuando tus padres están esperando que no te las tomes, entonces se creen que estás enferma porque no has hecho lo que ellos esperan… es muy divertido.

No sigo escribiendo. Cuando antes te envíe la carta, antes te llegará y antes me responderás.

Eve

.

Jornada 01 Una historia de amor (7)


30 de octubre

Hola Eve

Me preguntó cómo celebráis Halloween en la capital del país. Aquí los niños, y no tan niños, se disfrazan de forma estrafalarias, aunque ninguno de zombi, ya que lo prohibieron hace años cuando un grupo de personas fue tiroteado por un vecino de gatillo fácil y borracho que ni se acordaba de en qué día vivía. Al parecer fue juzgado y declarado inocente ya que pensó que le atacaban y se consideró que se estaba defendiendo. Y desde entonces prohibieron disfrazarse de zombi o cualquier cosa que pudiera confundirse con un zombi.

Y adivina… mi padre nunca me ha llevado a recoger caramelos ni me ha dejado disfrazarme. Aunque la verdad, ¿de qué iba a disfrazarme? ¿De príncipe encantador? O del que está de moda ahora, el Lincoln cazador de zombis. He oído que incluso alguien ha escrito una novela sobre cómo había ya zombis en la guerra civil y que fue Lincoln el que acabó con ellos. Chorradas.

Por cierto, me han expulsado de la escuela. ¿te lo puedes creer?

Adam

.