Jornada 01 Destino final (3)


Ibáñez se quedó unos segundos pensando en su sitio mientras miraba los camiones. El puñetero Vázquez tenía razón, a saber a qué podía haber estado expuesta toda aquella gente rodeada de zombis. Y tampoco es que pudieran escapar sus presas, esta vez se había asegurado de ello. Había escogido gente de su confianza para que le acompañaran ahí en el patio. Bueno, les pondría en cuarentena y haría que les vigilaran. No se les escaparían. Esta vez no. Además, la espera sería gratificante. Ellos sabiendo que estaban en sus manos y que iban a ser castigados severamente por lo que habían hecho.

-Es mejor poner a los supervivientes en cuarentena –dijo voz en grito Ibáñez- Y a los soldados involucrados en la operación también -añadió sonriendo y posando su mirada en Vázquez. Así le sería imposible urdir algún plan para salvar a su querido sargento. La venganza era suya. E iba a saborear cada segundo de la misma.

Vázquez sonrió. Había ganado unas cuantas horas, al menos hasta que a Ibáñez se le ocurriera que podía buscar a los fugitivos usando las cámaras de vigilancia del complejo de cuarentena. Aunque no había pensado en que a él también le pondrían en cuarentena lo cierto es que no le importaba demasiado. No tenía ningún negocio en ese momento que requiriera su atención y así podría pensar tranquilo en algún plan para salvar todas aquellas vidas.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s