Jornada 01 Destino final (27)


Ibáñez notaba su rostro calentarse.

-¡¡¡Vázquez!!!!

-A sus órdenes, mi capitán –escuchó a sus espaldas lo que hizo que diera un pequeño paso hacia atrás por la sorpresa.

-¿Quién le envió la información sobre los fugitivos y su ubicación?

-Fue una llamada anónima señor. Alguien dijo que les había reconocido y les había visto dirigirse hacia el castillo.

-¿Y no lo comprobó?

-Cuando quisimos ponernos en contacto con el castillo ya era tarde. Los zombis se habían hecho con el control y no hubo modo de verificar la información. Quién sabe, a lo mejor fueron ellos los que lo provocaron.