Jornada 01 Destino final (12)


Por desgracia para ambos la tranquilidad acabó pronto ya que justo a la hora de la siesta las puertas se abrieron de par en par dejando pasar a un destacamento de soldados que vestían con trajes NBQ y que estaban encabezados por el capitán Ibáñez que iba blandiendo su pistola.

-¿Qué han hecho con mis fugitivos? –Preguntó al llegar a la altura del comisario Montejano- No están entre ustedes.

-Y yo creyendo que tardaría más –dijo Vázquez corriendo para llegar a la altura de su superior- Mi capitán, qué sorpresa, ¿Ha venido a comprobar si estábamos bien?

-Déjese de gilipolleces Vázquez, que ya le he tolerado demasiadas y esta vez le tengo cogido por las pelotas.

.