Jornada 01 Destino final (1)


Era noche cerrada cuando el convoy con los supervivientes del castillo de Bellver llegó a la base General Asensio. A sus puertas les esperaba el capitán Ibáñez impaciente, acompañado de una docena de soldados, seguramente esperando encontrar a sus presas dentro de alguno de los camiones.

Vázquez esbozó una triste sonrisa. Cuando descubriera que todo aquel despliegue había sido inútil montaría en cólera. El problema era que lo pagaría con lo primero que encontrara, y eso eran los periodistas supervivientes. Por más que le había dado vueltas al asunto mientras volvían no encontraba una solución al problema. Y Escobar no había sido de mucha ayuda. Incluso se había negado a darle más cigarrillos, el muy tacaño.

Ibáñez había comenzado a ordenar a los camiones que aparcaran nada más entrar y a los soldados del patio que rodearan los mismos armas en mano. Vázquez pensó que tal vez todavía podía ganar un poco de tiempo y saltó rápidamente de su vehículo dirigiéndose corriendo hacía su superior.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s