Jornada 03 Días del futuro, pasado (32)


13 de enero (1 de 2)

El susto que me he llevado me ha podido costar la vida. Joder, los malditos manuales y las clases no sirven para nada. Pero, ¿cómo pueden olvidarse de recomendaciones tan básicas? Parece ridículo que puedas morir por algo tan estúpido.

Resulta que ya llevaba un par de días escuchando ruidos en el rellano. No les prestaba mucha atención ya que pensaba que a lo mejor era algún vecino moviendo cosas para proteger la escalera o algo pero entonces, de repente, esta noche ha comenzado a sonar el timbre de la puerta. Joder, el puto timbre de la puerta. He saltado de la cama medio dormido y me he dirigido hacia la puerta pensando que a lo mejor era alguno de mis compañeros que había vuelto y se había dejado las llaves. Cuando enfilaba el pasillo me he acordado de los zombis y me ha entrado el pánico y las dudas. ¿Realmente era alguno de mis compañeros? ¿Y si lo fuera pero estuviera infectado? ¿Y si era algún vecino buscando ayuda? O algún individuo que iba detrás de mis provisiones, o peor aún, algún zombi.

¿Qué debía hacer? ¿Qué podía hacer? Y lo primero que se me ha ocurrido era buscar el timbre y arrancar el cable. Fuera lo que fuera estaba llamando la atención hacia mi piso a altas horas de la noche y eso no era nada bueno. Una vez silenciado el timbre me he acercado a oscuras y en silencio a la puerta. La barricada seguía aguantando y no había signos de que se hubiera movido.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s