Jornada 02 Soviets (3)


El Kremlin, a pesar de todo, resiste gracias a sus murallas construidas a lo largo de la historia. Los zombis no pueden con unos muros de más de tres metros de grosor y cinco de altura, y Gorbachov decide quedarse ahí como símbolo para el pueblo de su no-rendición.

Los zombis lentamente aprovechan el buen tiempo para expandirse por el resto de la Unión Soviética y los países comunistas al otro lado del llamado Telón de Acero incapaces de detenerles. El número de muertos y zombis crece exponencialmente hasta la llegada del invierno ruso que hace que los zombis detengan su avance dentro del país soviético y en su mayoría desaparezcan congelados y hechos pedazos. Ese respiro no se produce en el resto de aliados de la URSS que sufren cada vez más la plaga.

Y entonces llegó el 26 de abril de 1986. La central nuclear de Chernóbil explota librando un material tóxico y nuclear sin precedentes en la Historia de la Humanidad y que se dice que fue 500 veces superior a lo liberado con las bombas norteamericanas.

Las pérdidas humanas se redujeron dado que la zona había sido abandonada hacía mucho tiempo por los seres humanos… vivos. Los soviéticos se encuentraron ante un nuevo problema: zombis radioactivos.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s