Jornada 01 Una historia de amor (15)


6 de diciembre

Hola Eva

No te acostumbres a que te envíe tantas cartas seguidas. Es que recordé que te debía un par así que…

Espero que tus padres te dejen volver al campo de entrenamiento este verano. Lo cierto es que escuché a mi padre alagarte y todo. No se creía que fueras una niña rica de ciudad por el modo en que asimilabas las cosas. Parece que tienes un talento natural para matar zombis, lo que supongo que debe ser bueno.

Mi tutor es otro antiguo amigo de mi padre (lo que parece increíble teniendo en cuenta lo poco social que parece) que trabaja de instructor en el campamento. Y también parece que sirvieron en el ejército juntos aunque cuando le pregunto sobre el tema me insiste en que me concentre en mis estudios y no en su vida.

Todo es muy extraño, ¿verdad? Como si hubieran formado parte de una unidad de élite secreta o algo así, aunque no creo la verdad. ¿De qué te sirven unidades secretas contra los zombis? Si esas criaturas no tienen secretos, o sea, si lo piensas sí que los tienen, pero no te los van a rebelar por mucho que los tortures, o amenaces a sus compañeros o familia… Se los llevarán a su tumba… vale… malo el chiste… pero es que tampoco socializo mucho para poder ponerlos en práctica o aprender nuevos. Ni tengo internet para buscarlos.

En fin, ahora que me he deprimido dejo de escribir.

Adios, Eve.

.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s