Jornada 10. El final del principio (40)


Iba a activar el protocolo de destrucción y olvidarse del tema pero debía despedirse de Mara, decir la última palabra. Preparó mentalmente su discurso y una historia acorde y conectó el monitor para que Mara pudiera ver su imagen.

Durante todo el tiempo tuvo que luchar con la tentación de soltar una carcajada y contarle la verdad; no, debía resistir y seguir con el guión, ver la cara de derrota de Mara ante el escenario imposible: había ganado, pero era una victoria pírrica que no podría disfrutarla. Un barco lleno de zombis, ella misma posiblemente se convertiría en uno y todo volaría por los aires y borraría cualquier rastro de sus experimentos. Acabó su discurso, apagó la pantalla y se recostó en su asiento. Lástima que no hubiera una azafata sirviendo copas, se tendría que conformar con una botella de agua. Seguramente después de aquello la organización no estaría muy contenta con él, pero sería fácil borrar su rastro ya que tenía un plan preparado para desaparecer de la faz de la tierra, literalmente.

Deja un comentario

No hay comentarios aún.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s