Jornada 10. El final del principio (34)


Acercó el vehículo a las bombas sueltas y comenzó las maniobras. Normalmente ese trabajo lo hacían entre varias personas y Mara nunca habría pensado en poder hacerlo ella sola… y menos a su edad. Pero no parecía tener problemas. No se notaba nada cansada y recordó en ese momento que el brazo que había recibido un impacto de bala nada más ser capturada no le había molestado en toda aquella aventura. Seguramente las drogas que Doc le había inyectado y la adrenalina debían de tener algo que ver. Ya tendría tiempo para dolerse cuando todo eso acabara. Sonrió al pensar en ello. Era imposible que pudiera sobrevivir y aún así…

Aceleró al ver que los zombis cada vez estaban más cerca. Era una lucha contra el reloj para saber qué la mataría primero si los muertos vivientes, Doc y sus experimentos, la explosión nuclear o las bombas. Comprobó que estuvieran aseguradas en el capó y sobresaliendo para que lo que primero chocara fuera la espoleta y no la parte delantera del vehículo. Luego quitó los seguros de las espoletas y se subió de nuevo al vehículo. Debía aprovechar además la cantidad de aeronaves que estaban en el gigantesco hangar para conseguir poner distancia entre ella y los zombis.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s