Jornada 10. El final del principio (27)


Mara continuó andando entre los estrechos pasillos. Se había ido encontrando zombis por el camino, pero afortunadamente no había sido en grupos de más de dos. Lo más extraño era comprobar cómo la mayoría no parecían tener heridas o manchas de sangre, o algo que indicara cómo habían sido infectados excepto… que estaban todos mojados. Y el suelo de la cubierta también estaba resbaladizo. Recordaba que Doc había mencionado que había puesto algo en el agua pero, ¿tan rápido había hecho efecto? Y más importante, ¿por qué no le había afectado a ella? ¿Afectaría a todo el mundo? ¿Estaría condenada a transformarse y simplemente estaba tardando más? ¿Un efecto secundario de los experimentos que había sufrido?

Llegó a la sala de comunicaciones. Trató de abrir la puerta pero estaba cerrada. ¿Quedaría alguien vivo ahí dentro? Golpeó la puerta de forma ¿humana? Tampoco quería ponerse a dar gritos y posiblemente llamar la atención de los zombis que pudieran estar cerca. Se fijó en que en la parte de arriba de la puerta había una luz roja iluminada. Examinó con más atención la puerta y los paneles que había en los laterales. Al parecer, para entrar necesitaba una tarjeta. Rebuscó entre los bolsillos de la prenda que había cogido prestada y encontró algo que podría aprovechar… o eso esperaba. Pasó la tarjeta por el lector y un ruido y el cambio de color a verde de la puerta le indicó que podía acceder a la sala.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s