Jornada 10. El final del principio (Remix) (016)


Al menos cuando volvió al laboratorio el tercer día la paciente no estaba sonriendo y permanecía más bien en un estado de semi inconsciencia. No parecía reconocerle o recordar dónde estaba. ¿Le habría entrado otra vez amnesia? Ya sería el colmo, aunque desde luego podría ser interesante: lavarle el cerebro, convencerla de que eran amigos y de que le ayudara con sus experimentos de forma más voluntaria para poder obtener las sensaciones del paciente. Y no sólo las frías lecturas de las máquinas a las que estaba conectado.

El problema es que al cabo de unas horas cuando fue a comprobar el estado de la paciente ésta le volvió a amenazar de muerte. Mala suerte. Podría haber sido divertido.

Las lecturas cada vez tenían menos sentido. Y bailaban de un extremo a otro. Pero la paciente se resistía a morir. Era una lástima no poder investigar la fuerza de voluntad, porque hubiera sido un sujeto excelente. Al menos el experimento parecía estar teniendo cierto éxito dado que la sangre se había ido volviendo cada vez más oscura hasta casi parecer negra.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s