Jornada 9. La Ira de Dios (194)


-No, realmente los oficiales no estaban del todo cómodos con nuestra presencia. Creían que su autoridad podría verse rebajada. Pero al parecer tenían sus órdenes. Tal vez yo no estaba sólo en mi creencia de que los zombis eran enviados de Dios y había decidido que debía dejarles hacer su trabajo en paz. Poco después de nuestra llegada llegó un grupo de policías de la local y de periodistas.

Al decir eso último hizo el gesto de escupir en el suelo pero recordó dónde se encontraba y se paró.

-Periodistas… la peste de la humanidad. Una muestra de lo mal que está el mundo. Entraron exigiendo explicaciones. Por desgracia estaban acompañados de los policías sino… seguramente hubieran acabado todos fusilados.

-¿No cree en la libertad de expresión? –Preguntó Xavier que no se creía todo lo que estaba escuchando.

-Esa pandilla de rojos son unos tergiversadores anti-cristianos. Siempre tratando de denostar a la Iglesia con sus falsas informaciones como que el Papa anterior se había convertido en zombi o que los sacerdotes eran unos pedófilos que abusaban de niños…ridículo…

-En realidad lo del zombi sí fue cierto –le corrigió Xavier sin pensar en las consecuencias- Lo vi con mis propios ojos. Fue uno de los motivos por los que el camarlengo… decidió que yo sobraba.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s