Jornada 9. La Ira de Dios (85)


-Ya está bien –le increpó su madre que se adelantó para saludar a Xavier- Perdone a mi hija, no ha dormido muy bien con todo esto de los zombis y está algo acelerada.

Xavier dio unas palmas sobre la cabeza de Cati que se le quedó mirando de nuevo.

-No pasa nada –respondió Xavier- Siempre es agradable escuchar a las voces más jóvenes con esa energía y esa necesidad de hacer preguntas todo el tiempo. Es algo fascinante.

-Cómo se nota que no tiene hijos –le señaló Joan cogiendo en sus brazos de nuevo a Cati- Le aseguro que la diversión no es tal. Y menos en estos tiempos que corren. Vamos hija, tenemos que preparar algo de munición para el padre.

-Porque con buenas palabras no se detiene a un zombi –recitó Cati de memoria- Pero sí con una bala en el cerebro.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s