Jornada 9. La Ira de Dios (39)


Los zombis parecían estar más furiosos que nunca. El salvajismo de su ataque la noche de Reyes no parecía tener precedente, al menos que Xavier recordara. Pero decir que sólo habían sobrevivido diez mil personas era ridículo. ¿Cómo podían saber el grado de infección en los pueblos de la isla? ¿Cómo se habían contagiado las otras islas? ¿Y la gente que no había ido a la cabalgata por ser ateos, agnósticos o simplemente por no tener hijos? Xavier estudió el rostro del prior en el que la preocupación y lo terrible de los sucesos parecían estar comenzando a asomar y calar en su cerebro. Se acercó a él lentamente tratando de pillarle en un momento en el que no estuviera rodeado de personas.

-¿Se encuentra bien? –Le preguntó mientras le apartaba a un rincón de la estancia lejos de la vista de la mayoría de la gente.

-Tanta gente muerta… -dijo despacio el prior- Y no hace ni una hora que yo estaba hablando de esperanza…

-No haga caso a lo que dicen los medios de comunicación –le aconsejó Xavier- Ya sabe que les gusta el morbo y tienden a exagerar las cosas.

-Pero si sólo quedamos unos pocos… -el prior se quedó en silencio unos segundos- Deberíamos hacer algo. Hablar con alguien para que nos rescaten. No estamos infectados.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s