Jornada 9. La Ira de Dios (23)


Volvió a la sala común en la que había instalado su cuartel general el prior y esperó a que terminara de coordinar a la gente que había en el santuario.

-¿Alguna novedad? –Preguntó Xavier al prior.

-Los teléfonos móviles no funcionan –le informó el prior- Afortunadamente las líneas terrestres siguen funcionando y hemos podido contactar con Protección Civil y la Guardia Civil. Esperan poder mandar ayuda en menos de dos días, pero mientras tanto…

-¿Dónde me quiere? –Se ofreció.

-¿Sinceramente? No lo sé –se sinceró el prior- No sé si una persona puede marcar alguna diferencia. Creo que lo mejor es que por ahora se quede aquí. He mandado a algunas personas a vigilar los alrededores y si ven algo nos avisaran.

-¿Cómo? Los teléfonos móviles no funcionan –le recordó Xavier.

-La recepción siempre es terrible por estos lares –sonrió débilmente el prior- Así que solemos usar walkis.

El prior le pasó uno a Xavier.

Anuncios

1 comentario

  1. cada día esta más interesante


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s