Jornada 8. Gerald contra el mundo (58)


-Si tuvieras que hacerte pasar por policía local no tendrías ningún problema –siguió hablando uno de los sobrinos.

-Es verdad, algunos están más gordos que tú y todo –dijo el otro sobrino haciendo gestos con las manos.

Gerald suspiró una vez más y volvió su atención a las pantallas. El problema era no sólo subir al portaaviones sino localizar a Mara… o su cadáver… o su no-persona… o sus restos… Con Doc nunca se sabía. Era una misión suicida. No se podía cumplir con éxito. Lo más sencillo sería hundir la nave, pero claro, taba el pequeño problema de la carga nuclear que transportaba; un mal disparo y toda la isla se iría a hacer puñetas. O peor, zombis radioactivos, si es que aquello era posible. Una pesadilla.

Y sus sobrinos además habían dejado claro que él no podía pasar por militar norteamericano. Tal vez… Esos críos eran unos genios, menos mal que habían heredado sus genes y no los de sus familiares. Todavía podrían sobrevivir por sí solos.

-¿Y qué tal un militar español? –Preguntó Gerald centrando su atención en sus sobrinos que estaban imitando en esos momentos el movimiento de los zombis- ¿Podría vuestro tío pasar por un militar español?

Los sobrinos se miraron entre sí y asintieron.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s