Jornada 8. Gerald contra el mundo (40)


-Me permitirá que la interrumpa querida, pero no hay nadie más en esta piscina –dijo Gerald abriendo sus brazos y señalando a su alrededor- Y si teme que esté grabando esta conversación puedo desnudarme y podemos tener nuestra charla en la piscina.

La cara de ‘sierra’ volvió a mostrar esa repugnancia anterior.

-Creo que voy a comenzar a ofenderme si sigue poniendo esa cara –señaló Gerald- Al menos trate de no mostrar tan claramente su aversión hacia mí. Puede tomarme de ejemplo, sin duda tiene un cuerpo espectacular pero hablar con usted me produce unas arcadas increíbles. Y no lo muestro abiertamente.

La mujer se puso de pie volviendo a desplegar su esplendoroso cuerpo.

-Tal vez me he equivocado. Seguramente esto ha sido un error –dijo ‘sierra’ que parecía dispuesta a dar la espalda a Gerald- Pero creía que estaría interesado en el paradero de su amiga, Mara.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s