Jornada 7. De policías y militares (96)


-El misterio de dónde está el comandante Bonet está resuelto –dijo Alex viendo la identificación escrita en el pecho de uno de los zombis- Sigue al mando, pero ahora de ese grupo de zombis.

El sargento hizo un gesto de disgusto con su cara.

-¿Algún rastro de tu hermano? –Preguntó con un tono neutro.

La cara de Alex cambió a una de alarma. Ni había pensado en aquello. En todo momento había considerado que su hermano estaría a salvo pero… si estaba con el grupo de militares que había salido del castillo… Miró rápidamente entre el grupo de zombis que bajaban por la cuesta pero no pudo distinguir el rostro de su hermano.

-No le veo –dijo preocupado- Pero podría estar entre los cadáveres de la rotonda.

El sargento puso en marcha el vehículo que se comenzó a mover lentamente.

-No sé si vale la pena seguir avanzando a ciegas –dijo el sargento- Sin saber si tu hermano sigue vivo o no.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s