Jornada 7. De policías y militares (83)


-Lo he estado mirando y hablando con los presentes –dijo la voz del comisario- Y existe una posibilidad. La Torre del Homenaje originalmente tenía dos entradas. Una por la parte superior y otra por la inferior. La de la parte inferior usaba un puente para pasar por encima del foso hasta el otro lado, pero actualmente está tapiada. Si pudiéramos abrirnos paso y montar un puente podríamos salir por ahí.

Vázquez encendió otro cigarrillo mientras caminaba hacia el foso y la Torre del Homenaje. Miró hacia abajo y los zombis que había ahí levantaron sus brazos tratando de alcanzarle sin éxito.

-Buena suerte con eso –dijo Vázquez mientras arrojaba algo de ceniza a los no-muertos y miraba la Torre del Homenaje buscando la tapiada puerta. Encontró el objetivo justo al otro lado del puente que unía la Torre con el castillo. Y efectivamente, la puerta estaba tapiada. Y sí, los zombis se estaban arremolinando alrededor de la Torre misma.

La distancia entre la puerta y el foso debía de ser de cerca de 10 metros. ¿Cómo demonios iban a hacerlo para alcanzar esa dichosa puerta? Por no hablar de abrirla. Necesita a los expertos en demoliciones.