Jornada 7. De policías y militares (78)


Al menos eso haría que fuera más sencillo acabar con los zombis del castillo, dado que ahora los estaban atrayendo al exterior. Avisó al grupo que entraba por el bosque que los zombis estaban saliendo de la fortaleza y que procedieran con precaución.

Cada vez aparecían zombis con más frecuencia y ahora el problema era doble, apartar los coches y no dejar que los zombis avanzaran más de la cuenta. Estaban en peligro de ser desbordados por su número cuando unos metros más adelante comenzaron a escuchar disparos de ametralladora. El otro grupo había llegado a la entrada del castillo y ahora los zombis se encontraban entre dos fuegos.

Gracias al otro grupo, el convoy guiado por Vázquez pudo llegar al parking del castillo en unos minutos y comenzaron a bajar para limpiar la zona y rescatar a los supervivientes que quedaban en la torre de Homenaje del castillo.

Los humvees se distribuyeron formando una barrera como si estuvieran en el antiguo Oeste protegiéndose de un ataque de los indios. Los soldados al cargo de las ametralladoras se encargaban de que la zona exterior del castillo estuviera limpia mientras que los que iban a pie comenzaron a avanzar hacia el castillo disparando a los zombis sin compasión y sabiendo que en el fondo les estaban haciendo un favor.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s