Diario de una sociedad bajo la amenaza zombie


-Que te calles Carmela, que no te enteras.

-Para los que se acaban de incorporar, recordarles que estamos tratando el tema de la nueva plaga que parece haberse dado en la isla de Mallorca y de la que el gobierno guarda silencio.

-Que no es una plaga, que es un experimento, tengo papeles que lo confirman.

-Esos papeles están en blanco, Carmela, y todos sabemos de dónde sacas tus ideas. Que te pasas el día en internet leyendo blogs de zombis y te crees que son de verdad. Como ese sueco que dice estar revelando papeles de los gobiernos del mundo en su web. Un timo.

-Que no me harás callar Miralles. La gente tiene derecho a saber la verdad. Y la televisión está para revelar la verdad, que para eso somos periodistas.

-Que no eres periodista Carmela. Que el ser tertuliana de un programa no te hace periodista. Que necesitas estudiar una carrera para ello. Y todos sabemos que eso de estudiar a ti no se te da muy bien. Pero si todavía escribes con faltas de ortografía usando el corrector ortográfico del ordenador.

-Eso no es cierto. Fue una broma que no entendisteis.

-Ya, claro, como el libro sobre zombis que publicaste que era un copiar y pegar que hizo un negro para burlarse de ti de un libro escrito por el famosísimo George Romero, gran amigo mío, por cierto.

-Eso fue un error de la imprenta. Un virus como quedó demostrado en el juicio.

-Que el juicio lo sobreseyeron porque le pediste ayuda a tu amigo en el gobierno. Que eres patética. Cualquier día de estos te vemos en compañía de algún zombi.

-Que te voy a denunciar, ¿eh? A mí no me llames amante de los zombis. Que aquello fue un error. Se murió mientras lo hacíamos, pero cuando empezamos estaba muy vivo. La policía lo calificó como un accidente.

-Y porque lo tenías encadenado. Que te gustan esas cosas, que en caso contrario no estarías ahora aquí agitando esos papeles en blanco, Carmela.

-Te aseguro que el gobierno está ocultando algo. Mis fuentes me dicen que no dejan entrar ni salir a nadie.

-Pues claro Carmela, serás tonta. Para que la gente no se contagie ni pase el mal a la península. De verdad, que eres más tonta que un zombi tratando de pelar un plátano.

-¿Y cómo explicas los testimonios en internet? ¿Los videos? Militares por las calles que no disparan a los zombis.

-Un montaje Carmela. De verdad, que es que te lo crees todo. ¿Cuándo aprenderás, que eres tonta y que la gente te engaña?

-Al menos yo no tengo un bigote de morsa.

-Carmela, cuidado, que te estás pasando, y me voy a levantar para enseñarte lo hombre que soy.

-Sí, eso mismo se lo dices a las prostitutas baratas que pagas. Que parecen más zombis que mujeres. Si son mujeres, claro…

-Carmela que me estás buscando, y vas a encontrar a mi mano en tu cara…

-Pero hombre, Jorge; que eres el presentador, defiéndeme, que me está amenazando con pegarme.

-Bueno, la verdad es que si no hay zombis… un poco de violencia podría subir la audiencia. ¿Qué opina la audiencia? Mandadnos vuestros sms’s mientras vamos a publicidad, y a la vuelta veremos que habéis decidido. Prepárate Carmela, que Miralles te tiene ganas.