Jornada 03. El regreso de los muertos vivientes (16)


Sí respondió uno de los sobrinos aunque parece que te has oxidado. Se notaba que ese grupo eran zombis. Si tenían comida media cara por los peces. Has tardado demasiado, y además… ¿Un disparo de aviso primero…?

Mara se mordió la lengua mientras trataba de calmarse buscando algo en su mente que redujera su enfado.

Aunque cuando te has puesto a disparar en serio lo has hecho muy bien –dijo otro de los sobrinos mientras todos asentían con la cabeza , así que supongo que no estás tan mal.

Los soldados iban bajando los cadáveres zombis por las escaleras y Mara les seguía con la mirada tratando de prestar la menor atención posible a los sobrinos de Gerald. Si seguían hablando…

Bueno chicos –dijo Gerald interviniendo finalmente- mejor que vayamos poniendo en marcha que seguro que Mara tiene cosas que hacer.

Los sobrinos no parecían muy contentos con su tío y se lo hicieron saber mediante lamentos y peticiones de ‘un minuto más’. pero Gerald se mostró severo… sabiendo que su vida podía correr peligro.

Mientras los sobrinos recogían sus mochilas y guardaban varios juguetes Mara volvió a mirar fijamente a Gerald.

¿Cuánto tiempo más estarás por aquí? –preguntó Mara resistiendo la tentación de estrangularle ahí mismo.

Unas dos semanas –respondió Gerald dudando . Mínimo hasta Reyes, y tal vez un par de días más para que disfruten de sus regalos. Luego supongo que se los devolveré a sus padres.

Conoces los antecedentes de Doc –señaló Mara . No sé si es seguro tener a tus sobrinos por aquí.

Gerald suspiró. Sabía que Mara tenía razón. Por lo que había podido averiguar de Doc su foto debería ilustrar la definición de psicópata, y la de científico loco, pero a pesar de que estaban en plena era tecnológica, la información a veces había que ir a buscarla.

Sea lo que sea lo que tenga planeado Doc –dijo finalmente Gerald poniéndose serio , tengo preparados planes de contingencia. No pasa nada en esta isla de lo que yo no esté enterado. A la menor señal de problemas mis sobrinos estarán en el aire a bordo de mi jet sanos y salvos.

Confías mucho en poder llegar hasta el aeropuerto –señaló Mara mirando al cielo.

Si no es posible entonces hay un yate atracado prácticamente enfrente del hotel –dijo sonriendo Gerald , con un helicóptero por si acaso a bordo. Y si todo falla…

Siempre te queda el submarino –dijo Mara asintiendo . Parece que tienes muchos planes de fuga previstos. Claro, que ya sabes lo que pasa con los planes.

¿Qué siempre salen bien? –preguntó Gerald con tono irónico . Sea lo que sea lo que Doc prepara mis sobrinos estarán lejos cuando lo lleve a cabo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s