Jornada 03. El regreso de los muertos vivientes (14)


Gerald miró a Mara algo asustado sin saber qué decir o qué hacer, ésta por su parte le pasó su brazo por debajo al informático y se acercó a él mimosamente mientras comenzaba a hablar con un tono de voz de falsete.

Teniente, gracias a Dios que han llegado –dijo Mara con una voz muy femenina y poco habitual . Esos zombis… han estado a punto de matarnos. Pero ahora que el ejército ha llegado podemos considerar que estamos a salvo.

El teniente, que seguía con la espalda recta sonrió amablemente.

No tiene de qué preocuparse –le dijo sacando pecho y sin dejar de sonreír , estos bichos parecen peligrosos pero en realidad son muy torpes. No han corrido ningún peligro. Según parece ha sido un accidente. La marea de vez en cuando nos juega alguna mala pasada.

Mara asentía con la cabeza como si el teniente estuviera explicándole el principio del universo.

El lago que hay ahí en medio –dijo señalando una zona de agua que había justo debajo de la muralla contiene agua marina; y para que el agua no se estanque tenemos varios canales que hace que se comunique con el mar al otro lado de la autopista. Y de vez en cuando la marea trae cadáveres y éstos o suben por el rompeolas y son atropellados por los coches que circulan a gran velocidad provocando aparatosos accidentes o se cuelan por las tuberías. Normalmente los filtros los retienen y cuando los revisamos nos encargamos de los desgraciados. Pero de vez en cuando… los filtros no resisten y los muy desgraciados se cuelan…

Pero afortunadamente no ha pasado nada –dijo Mara mostrando rostro de alivio . Gracias a sus valientes soldados.

Bueno, supongo que esas personas –dijo el teniente señalando al personal de seguridad nos han hecho un favor.

Mara miró e hizo una señal como si no fueran importantes.

Oh bueno, eso fue mi querido maridito –dijo Mara mientras le cogía una mejilla a Gerald , que es muy miedoso e insistió que nos acompañaran. ¿No es cierto G?

Gerald aún aturdido simplemente asintió con la cabeza.

Todo lo que sea por mi cariñito –dijo Mara estirando de nuevo la mejilla del informático y mis queridos retoños.

Mara señaló a los sobrinos de Gerald que habían estado mirando con cierta curiosidad y les saludó con la mano. Éstos sonrieron y le devolvieron el saludo.

Son taaan monos –continuó Mara . Menos mal que han salido a la parte de mi familia. G y sus familiares no son tan agraciados, aunque sí tienen cierta inteligencia que les hace ser útiles.

El teniente sonrió y asintió.

Bueno, si me disculpa tengo que supervisar que las tareas sean llevadas a cabo según las ordenanzas. Espero que disfruten de su estancia en la isla y no piensen mal de nosotros por este pequeño e insignificante incidente.

No se preocupe teniente –dijo Mara devolviendo la sonrisa . Los accidentes ocurren, y es el mundo en el que nos ha tocado vivir. Pero gracias a valientes como usted podemos estar más seguros.

El teniente volvió a cuadrarse, y luego les dejó para ir a ver qué estaban haciendo sus hombres.

Anuncios

1 comentario

  1. MegaPost 20 de los mejores Epic Fails ! (Descarga en Taringa)…

    encontre interesante el artículo y lo he añadido al blog descargas de Taringa :), un abrazo…


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s