Jornada 02. Las oscuras sombras del poder 2010 (5)


Los reunidos no sabían si aplaudir o tirar lo primero que tuvieran a manos a la cabeza de Doc por su exceso de dramatismo. Todavía seguían sin tener claro para qué había servido su primer experimento, que acabó con una ciudad reducida a cenizas y el mundo al borde del precipicio y la humanidad a punto de extinguirse. Y ahora el científico loco quería repetir con toda una isla.

Uno de los asistentes se decidió a ser el primero en preguntar.

-¿No cree que el gobierno del país al que pertenece la isla tendrá algo que decir?

Doc sonrió. Una de las preguntas que esperada.

El nuevo presidente estará encantado de librarse de esa molesta isla –respondió comenzando a mostrar una serie de estadísticas en una pantalla-. Es un agujero sin fondo de dinero… pesetas en su caso creo. Esa isla vivía del turismo, única y exclusivamente. Y no se ha sabido adaptar a los nuevos tiempos. Le estamos haciendo un favor. Han gastado billones de pesetas en tratar de mantener a flote esa isla. Y perdón por el chiste fácil.

-Pero esas cifras indican que su economía se está recuperando –intervino otro asistente-. Y según he leído han implantado una ley para convertir todos sus hoteles en refugios anti-zombies para proteger a los turistas. Además, incluso han montado un zoo de zombies.

-Vagos intentos sin sentido –respondió Doc negando con la mano-. ¿Un zoo de zombies? ¿Hoteles anti-zombies? Pues incluso les hacemos un favor. Así probaremos sus medidas. Y si sobreviven… será publicidad gratuita para ellos. Y si no, pues… no habrán hecho bien su trabajo.

-Pero aún así… -dijo el primer asistente que había intervenido-. ¿Seguro que el gobierno estará de acuerdo?

-El presidente comerá de la palma de nuestras manos –dijo Doc todo convencido-. Está deseando ser… alguien en el teatro internacional. Y si para ello ha de vender una mísera isla… lo hará, no se preocupen.

Más de una frente se arrugó ante las palabras frías de Doc. Como si no estuviera hablando de seres humanos.

-¿Y qué conseguiremos con este… experimento suyo?

-Comprobar si los zombies han cambiado respecto a nuestros datos –respondió Doc comenzando a contar teatralmente con sus dedos-. Averiguar si la educación de la población ha sido la correcta, o… nos hemos dormido en los laureles, descubrir nuevas tácticas… Comprobar si las expectativas se han cumplido. Y por qué no decirlo, comprobar si alguno de sus supuestos medicamentos anti-zombies funciona.

Varios asistentes se miraron entre sí confusos ante la sonrisa de Doc.

-Seguramente habrán escuchado o leído algún informe al respecto. Visto algún anuncio en la televisión o en los periódicos, o en las revistas. Ya saben, pastillas que hacen que la gente no se convierta en zombie si son mordidos, sprays espanta zombies, aparatos eléctricos que hacen que los zombies sean dóciles o los mantiene alejados. Drogas para liberar a los zombies de su dependencia de los cerebros… Y mi favorito, el disfraz de zombie que permite pasearte entre ellos sin problemas. Gracias a este experimento podremos comprobar si alguno de estos productos funciona de verdad, aunque lo dudo.

Anuncios

1 comentario

  1. Yo quiero un disfráz zombie.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s