Jornada 01 Un nuevo comienzo (02)


Pep era uno de los mallorquines que había sobrevivido a la guerra mundial zombie. Cuando los muertos habían vuelto a la vida él acababa de cumplir los 18 años y se encontraba a punto de comenzar a hacer la mili. Ya le habían sorteado y reconocido medicamente, le había tocado artillería en el cuartel de Son Busquets. Un enorme complejo en la denominada ‘part forana’, como la llamaban algunos para referirse a las afueras de la ciudad. La verdad es que no le hacía ninguna gracia hacer la mili. Su idea era entrar en la universidad y estudiar turismo. No es que le apasionara el tema, pero dado que la isla vivía del ídem, era natural que buscara un tema en el que podría conseguir un trabajo fácilmente.

Pero los no-muertos tenían otros planes y él había acabado refugiado en las montañas junto a otras personas sobreviviendo de lo que podían encontrar en sus excursiones a la ciudad de vez en cuando. No todos habían sobrevivido y el tiempo pasado en la montaña había sido una pesadilla. Siempre pasando miedo, sin apenas poder dormir por las noches creyendo que cuando cerrara los ojos aparecería un grupo de zombies para sorberle el cerebro.

Pero la realidad era muy diferente. La había visto demasiado de cerca. Los zombies no comían cerebros, y por lo que sabía no les importaban nada. Su objetivo parecía ser simplemente el de encontrar a cualquier humano vivo y matarlo. De hecho tampoco parecían molestarse en simplemente convertirles, dado que en ese caso no habrían tratado a los muertos de forma tan salvaje.

Cuando finalmente todo acabó y la vida volvió a la normalidad las cosas habían cambiado. La gente tenía miedo. Mucho miedo. El gobierno temporal cambió las leyes, permitió a las personas comprar armas al más puro estilo de los Estados Unidos, y lo peor de todo, no se había librado de hacer la mili. Lo cual, visto lo visto, tampoco le importó mucho. Durante la instrucción pensó en seguir la carrera militar, lo que parecía ser el mejor método para ganarse la vida. A pesar de que los más tocados habían sido los civiles lo cierto es que los ejércitos de todo el mundo necesitaban soldados, y los sueldos que ofrecían eran bastante golosos… pero los zombies…

El gobierno temporal se convirtió en el gobierno definitivo que incluyó un nuevo ministerio con un miembro de la iglesia a la cabeza. Lo cierto es que la gente se había vuelto más conservadora, más temerosa de Dios… y la Iglesia lo había aprovechado a la perfección.

Deja un comentario

No hay comentarios aún.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s