Jornada 7. Ella. “El fin de los días Parte III” (XVII) Por JD


-Sí señora, una broma, pero… bueno… -rebuscó en una pila de papeles que tenía sobre la mesa-, ahora que ha mencionado el tema me ha venido a la cabeza una serie de extraños informes sobre problemas con las comunicaciones que estamos teniendo a modo local -dijo mientras sacaba una carpeta y se la entregaba a su superior-. Al parecer nuestros soldados están mandado comunicaciones que no estamos recibiendo, y están recibiendo comunicaciones que no estamos enviando.

La capitana cogió la carpeta y revisó por encima el informe.
-¿Cómo dice? Nuestras comunicaciones son seguras, ¿cómo puede ser que estemos…? Espere un segundo, ¿ha dicho que están interceptando nuestras comunicaciones?

-Bueno… -dijo el teniente algo inseguro-, es sólo una teoría; no hemos podido corroborarla… como sabe estamos teniendo muchos incidentes últimamente y las comunicaciones que creemos erróneas, no hay posibilidad de comprobarlas dado que suelen acabar con las patrullas desaparecidas o… muertas.

La capitana Grumpy puso gesto serio.
-Quiero un informe para primera hora de la tarde, tanto de los posibles incidentes como de la manera de evitar posibles intrusiones ajenas.

El teniente asintió y siguió con la mirada a su superior mientras ésta salía de la tienda de comunicaciones, cuando hubo salió suspiró.
-En mala hora se me ocurrió abrir la boca.

Los distintos informes se acumulaban en la mesa de la tienda de la capitana Grumpy, la mayoría eran simple rutina, los informes de misiones, los de bajas actualizados, suministros, peticiones diversas… burocracia; era a lo que se dedicaba la mayor parte del tiempo, leer y firmar.

Se sentó en su silla mientras elegía una carpeta al azar; se trataba de los informes de acción urbana del último día, en el mismo se solicitaba una vez más la introducción de subfusiles de asalto especiales para combate urbano; y una vez más simplemente puso denegado; ella era la primera que había solicitado dicho equipamiento nada más saber su destino y su misión, pero el alto mando consideraba que era más imprescindible que la gente viera soldados con armas grandes que no verlos con armas pequeñas y poco… impresionantes. Cuando había tratado de explicarles que ese armamento no servía en combate se había encontrado con miradas de extrañeza, ¿combate? ¿Quién había hablado de combate? Sólo debían apoyar a las fuerzas de seguridad locales, no entrar en combate; no era necesario el cambio de equipo; y ahí estaba ella y sus soldados, con un equipamiento para una misión que había degenerado hacia lo que sus superiores decían que no iba a pasar. Por supuesto sus superiores no estaban ahí para comprobar las consecuencias de sus decisiones.

Las bajas se habían incrementado en los últimos días casi exponencialmente; no podía creerse lo que estaba leyendo en los informes, por lo que comenzó a revisar los más antiguos; los números eran claros, algo estaba pasando que había incrementado la agresividad de la gente y la mortalidad de los soldados, que se habían visto obligados a matar a personal civil. Pero lo que más le extrañaba eran los informes adjuntos de los supervivientes; parecía comenzar a existir una especie de locura colectiva; hablaban de gente a la que no le hacían nada los impactos de las balas, actos de canibalismo y ataques salvajes cuerpo a cuerpo… realmente no sabía si le parecía más una locura o algo espeluznante.

Un alférez entró en la tienda para entregarle más informes. La capitana los cogió y los puso encima de la mesa con el resto. Miró la hora y decidió tomarse un descanso antes de seguir leyendo todo lo que le acababa de llegar.

Anuncios

1 comentario

  1. Enhorabuena por la historia, me está encantando. Muy buen trabajo , seguid así!


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s