Jornada 5. John Smith. El fin de los días (IV) Por JD


Justo antes de salir del cuartel las noticias empeoraron. Su misión había pasado de simplemente apoyar la ley marcial a tener que cerrar las ciudades y mantenerlas en cuarentena. Y por lo visto tenía que ser realizado con urgencia, por lo que los nuevos planes tenían que ser creados mientras se desplazaban.

El general no tenía problemas con trabajar bajo presión, pero eso era demasiado. Una cuarentena no era una cosa a tener tomada en broma. Era algo serio. Y no se podía preparar en unas horas. Por suerte sus subordinados eran personas competentes y sabían improvisar sobre la marcha. Pero aún así…

Lo primero que tuvieron que hacer fue decidir las vías de acceso que se cortarían con tanques y cuáles con camiones o simples controles. La teoría dictaba que las principales vías de acceso tendrían que ser cortadas con ayuda de bloques de hormigón y con los tanques. Pero el problema era que cualquier persona con dos dedos de frente se lo imaginaría y trataría de salir de la ciudad por vías secundarias. Se decidió consultar con las autoridades locales y pedirles ayuda para localizar esas posibles vías de escape y vigilarlas. No era factible tener tanques por todas partes y mucho menos rodear una ciudad completa para que nadie entrara o saliera. Era imposible.

Cuando llegó el general con las primeras unidades los tanques ya habían tomado posiciones y los camiones con los bloques de hormigón estaban montándolos a izquierda y derecha de manera que se pudiera atravesar el control pero a poca velocidad.

Smith comenzó a dar las primeras órdenes y a coordinarse con la policía que tampoco parecía muy contenta con las medidas pero que estaban agradecidas de toda la ayuda de la que pudieran disponer. Además de los controles fuera de la ciudad se decidió cortar las principales arterias de la ciudad dentro de la misma. Sólo el transporte público, los servicios de emergencias y los camiones con provisiones podrían acceder o salir.

El general instaló su cuartel general justo al final de una de esas largas avenidas. Desde la misma podía ver los controles de salida de la ciudad así cómo una de sus principales vías de circulación. Durante largas horas se reunió con jefes de policía, servicios de emergencias, con sus colaboradores e intentó no dejar nada al azar. La ciudad sería patrullada por parejas compuestas por miembros del ejército y de los servicios de seguridad locales que conocían mejor la zona. Cuando salió de la tienda se apoyó en uno de los bloques de hormigón. Habían formado tres hileras con los mismos que cortaban completamente la calle y la carretera. En medio de dos de ellas además habían puesto alambrados coronados en la parte superior con alambre de espino circular. Además tenían tres tanques, uno a cada lado de la calle encima de la acera, y otro casi en el centro de la carretera. Porno hablar de los humvees con ametralladoras en el techo.

Los focos se acababan de encender e iluminaban toda la zona como si fuera de día. Podía escuchar el sonido de los helicópteros patrullando los cielos de la ciudad. La suerte era que por ahora no se había tenido que enfrentar a la ira de los vecinos. Pero era cuestión de tiempo. En cuánto se dieran cuenta de que no podían salir ni entrar de la ciudad se pondrían furiosos. No porque tuvieran que hacerlo, sino simplemente porque les negaban la posibilidad a ello. No había nada mejor que prohibir una cosa para hacer que fuera más deseable. Así era la naturaleza humana. Suspiró mientras miraba a su alrededor. Los soldados iban tomando posiciones. Sería una larga noche, aunque al ser la primera esperaba que fuera tranquila. Sólo había una cosa que le preocupaba… todavía nadie le había explicado el motivo de semejante despliegue o las razones para tomar medidas tan extremas… y aunque él era un soldado que seguía órdenes, le gustaba saber el motivo por el que ponía en peligro la vida de la gente bajo su mando. Era lo menos que podía hacer por ellos.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s