Jornada 4: Henry, el ingeniero industrial (XIV) Por JD


¿Cómo podía ser posible? Era un invento de las películas de terror, los no-muertos, pero de alguna manera todo parecía encajar: gente que practicaba el canibalismo, que sólo moría de un disparo a la cabeza, que ya estaban muertos antes de matarlos… joder… cerró la puerta y se dirigió a la cocina donde Ellen le miró alarmada.

-Acompáñame al dormitorio, tengo que hacer las maletas y tú tienes que cambiarte, no puedes ir así vestida -dijo Henry mientras le cogía del brazo y casi la arrastraba por las escaleras. Ellen se dejó llevar, confusa, era cierto que no llevaba ropa de viaje, llevaba unos pantalones cortos, y una camisa de tirantes, y una bata, junto a sus zapatillas de andar por casa, no había tenido tiempo de cambiarse…

Henry sacó un par de maletas:
-Pon algo de ropa informal para mí y trata de buscar algo que te pueda ir bien, coge un par de mis botas y rellénalas con calcetines para poder ponértelas.

A continuación se puso la ropa que usaba habitualmente para sus partidas, chaleco y fundas incluidas; la dejó mientras se dirigía al estudio con la bolsa que empleaba para transportar su material de airsoft. Abrió una vitrina, no era exactamente un fan de la caza, pero de vez en cuando había ido con clientes potenciales, o compañeros, y tenía para esas ocasiones una escopeta de perdigones y una con mira, las cogió y las guardó en la bolsa junto a varias cajas de munición. Luego abrió otra vitrina. En cambio, las armas cortas sí que le gustaban. Aunque practicaba en el campo de tiro su afición era más de coleccionista, tenía una docena de pistolas de 9 mm que había ido comprando a lo largo del tiempo, varios modelos de glock, la nueva walther ppk, la beretta por supuesto; optó por esta última para ponérsela en la funda de la pierna y metió varios cargadores en los bolsillos de su chaleco, también puso varios cartuchos de la escopeta.

Dejó el material en la puerta que daba al garaje y se dirigió a la cocina. Se puso a buscar y seleccionar las provisiones. Ellen apareció en la puerta con dos maletas, parecía seguir sin entender nada, pero confiaba en su jefe y no hacía preguntas. Cuando Henry se dio cuenta de su presencia se paró un segundo en seco con varias botellas de agua en la mano

-En el garaje está el suburban, pon en el maletero las maletas y las armas, en cuanto acabes ayúdame a llevar las provisiones -dijo mientras se dirigía hacia el garaje y ponía un par de cajas de botellas de agua y leche al lado del maletero.

Unos largos minutos después Ellen estaba vestida y Henry comprobaba que todo estuviera en su sitio. Indicó a Ellen que se subiera al suburban en el asiento del pasajero y le entregó la escopeta.
-Tenla en el regazo, por si acaso -dijo mientras ponía las botas de combate en la parte de atrás del vehículo, sabía que con esas botas era imposible conducir cómodamente, y había decidido usar unas deportivas que tenía en el armario. Comprobó que la pistola tuviera el seguro puesto y estuviera cargada. Se subió al suburban y lo puso en marcha, encendió las luces del mismo y apretó el botón para abrir la puerta del garaje.

Ellen aprovechó ese momento de respiro para preguntar qué estaba pasando, “Zombies,” respondió secamente Henry ante la mirada incrédula de su ayudante. Fue cuando se fijó en el ruido que hacía la puerta del garaje. Nunca se había fijado realmente, pero hacía un ruido de mil demonios, y eso sin duda no era bueno.

Con la puerta a medio abrir, los focos del vehículo iluminaron la fachada de la casa de enfrente y Ellen dio un respingo en su asiento a la vez que un grito se ahogaba en su garganta. El niño que Henry había visto antes había devorado la mitad de la pierna de su víctima, y ahora, debido al ruido, parecía sentir curiosidad por ellos. Se puso en píe y se dirigió hacia el garaje de Henry. La puerta ya estaba prácticamente abierta. Ellen miró asustada a Henry al ver al sangriento niño ir hacia ellos, “¿Qué vamos a hacer ahora?”

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s