Jornada 4: Henry, el ingeniero industrial (VI) Por JD


La ventana volvió a cerrarse dejando en semipenumbra la habitación. Henry orientó el haz de su linterna hacia la zona donde había visto el cadáver sin cabeza. Ahí seguía. Una de las dos figuras estaba a un lado del cuerpo de Sarah y parecía oler el brazo de ésta. Cuando la iluminó mejor vio que el brazo estaba medio ¿comido? y que la figura tenía restos de la piel de Sarah en la boca y casi todo el rostro lleno de sangre.

Lo más extraño de todo es que la figura no pareció reaccionar ante la luz. Como si no le importara. Henry, con su mente aún intentando comprender qué estaba pasando siguió pasando el haz de su linterna por el cuerpo de Sarah hasta la otra figura que estaba también arrodillada, pero un poco más alejada. Entonces vio algo que casi le hizo vomitar. La segunda figura tenía entre sus manos la cabeza de Sarah y la estaba mordiendo. Todavía goteaba sangra de la cabeza y pudo ver la cara de terror de Sarah impregnada en lo que debió de ser su último gesto, con los ojos completamente abiertos como si no pudiera creer lo que estaba pasando.

Henry, todavía en el quicio de la puerta activó su walkie:
-¡¡Que alguien llame a la policía!! –exclamó, para luego volver la tención a los posibles asesinos y gritarles- ¡Eh, vosotros, desgraciados hijos de puta, apartaos enseguida de ahí!

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s