Jornada 4: Henry, el ingeniero industrial (I) Por JD


Interludio (En el presente)

Uno de los placeres de este nuevo mundo era el silencio. Nada de aviones, ni sirenas, ni obreros trabajando… Sentarse y simplemente disfrutar del momento, junto a una buena copa de whiskey con dos hielos, y, ocasionalmente, un puro.

Pero, como ocurre en las malas películas, ese placer siempre es interrumpido. En este caso por el teléfono. El cual no solía sonar, y cuando lo hacía, no era por una buena causa. Cogió el teléfono, miró la hora y la dijo en cuatro cifras, al otro lado del teléfono otra voz contestó en cuatro cifras dando el día y el mes.

-Gerald -dijo Henry desde la azotea de uno de los edificios de la base militar-, creía haberte dicho que no me volvieras a llamar, nuestra relación no funciona, debes de dejar de obsesionarte conmigo.

Notó en seguida el disgusto en la voz de Geral al otro lado de la línea telefónica:
-Y yo creyendo que después de haberte regalado un teléfono vía satélite para que pudieras llamar a las líneas calientes sin gasto habría conseguido hacer de ti algo parecido a un aborto de hombre.

Henry no pudo evitar reír ante la ocurrencia de Gerald, la verdad es que no hablaban a menudo, pero era un reto cuando lo hacían a ver quién decía la barbaridad más grande:
-Supongo que no me llamas para decirme que la guerra se ha acabado y que podemos volver a nuestras casas.

-Todo lo contrario, me temo -dijo Gerald con un tono de voz serio y algo apagado, lo cual no era muy habitual en él y hacía que las alarmas de Henry saltaran-. Es posible que tengamos un problema de seguridad.

-Cuéntame -dijo Henry adoptando el mismo tono serio-, ¿los zombies?

-No, peor -respondió Gerald-, los humanos.

A continuación pasó a relatarle lo que Doc le había contado, y las sospechas y amenazas que eso conllevaba.

-Avisaré a mi personal para que éstos informen a los grupos que estén por aquí cerca -dijo Henry-, aunque por lo que sé no se han encontrado con gente extraña, más bien los de siempre, merodeadores, asesinos, y los grupos de supervivientes independientes que creen que están mejor yendo de un lado para otro.

-De acuerdo -Gerald guardó un momento de silencio-, el grupo de Mara se ha quedado para investigar, cuando descubran algo supongo que nos lo harán saber enseguida.

-Supongo que se está cociendo algo -aventuró Henry-, ¿hemos de preparar la evacuación?

Notó las dudas de Gerald al otro lado del teléfono:
-El castillo está bien protegido y la zona vigilada, además hemos mantenido un perfil bajo, por ahora nos quedamos aquí, pero…

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s