Jornada 3: “Vida y milagros de G,” el salvador del mundo (XI) Por JD


-Por supuesto -respondió Gerald-, pero que estén muertos y se muevan no significa que la naturaleza no siga su curso, los zombies no son seres inmortales que si les dejas viven para siempre, su cuerpo sigue siendo… de carne y hueso, si le arrancas un brazo, no le crece otro, vale, no se muere desangrado ni nada por el estilo, lo cual no deja de ser una ventaja, pero aparte de eso…

-¿No sería mejor quemarlos? -preguntó otro.

-Claro, hombre –dijo Gerald algo molesto porque dudaran de sus consejos, parecían niños pequeños-, y de paso indicamos a 100 kilómetros a la redonda que estamos aquí y que por favor se pasen a visitarnos.

Gerald no dio tiempo a más preguntas, se alejó del grupo y volvió al laboratorio donde Doc parecía hacer inventario de lo que ahí había. Se acercó al paciente que estaba al otro lado del cristal y le señaló:
-¿Cómo está tu paciente, doc?

Doc miró los monitores para asegurarse:
-Sus signos vitales están cayendo poco a poco, al igual que su temperatura corporal; le he dado antibióticos pero no estoy seguro de lo que le está pasando.

-Se está convirtiendo -dijo Gerald-, las mordeduras de esas cosas son mortales, al menos por lo que sé, así que no esperes un milagro.

-A lo mejor tenías razón -dijo Doc algo alicaído-. lo mejor sería matarle.

-Me temo que perdiste esa oportunidad Doc, no vamos a matarlo –dijo Gerald sonriendo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s