Jornada 9. La Ira de Dios (135)


-Sí, los hemos visto. Debe haber medio centenar o así –respondió Joan- Será complicado acabar con ellos.

-Tal vez podríamos usar más cartuchos explosivos –sugirió Xavier- La plaza es amplia y si desde el ayuntamiento hacen ruido los zombis se alejarán de la iglesia y podremos usarlos en el espacio abierto.

Joan y Jaume estudiaron la plaza. Ciertamente era lo suficientemente amplia como para poder volar a aquellos desgraciados por los aires. Pero había coches aparcados, y eso sería un problema.

-Podríamos refugiarnos en las casas cercanas y lanzar desde ahí los explosivos –sugirió Jaume- Así estaremos protegidos de los zombis y las explosiones. Incluso de ser necesario podríamos usar los coches como explosivos adicionales.

-Es cierto, hay un par de vehículos debajo de los árboles aparcados. Si hay suficientes zombis alrededor… -dijo Joan- Podríamos tratar de atraerlos a los mismos y luego volarlos. ¿Qué opinas Pere?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.