Jornada 9. La Ira de Dios (109)


-En que si vamos todos juntos nos tendremos que enfrentar a todos ellos –señaló Joan- Además, yendo en pequeños grupos nos podremos mover más rápidamente.

-Eso es cierto –dijo una voz de otro coche- Si hemos de correr o escondernos es mejor que seamos pocos y no un gran número.

-Pues entonces, seguiremos el plan –dijo Pere-. Mi coche entrará por la carretera principal mientras que el de Joan irá hasta la antigua mina y entrará por ahí. El coche de Xavi rodeará el pueblo por la carretera de Lluc y entrará por el lado contrario. Esperaremos a que los demás estemos listos y entraremos todos en el pueblo a la vez.

-De acuerdo –respondieron desde los otros dos coches a las órdenes de Pere- Excelencia escóndase bien mientras tanto que usted será el que tenga que esperar más tiempo.

-Tranquilo Joan, te dejaré algunos zombis para ti y así podrás contarlo en tu casa.

-Muy amable, muy amable –respondió Joan mientras devolvía el walkie a Tomeu- Bueno, padre, parece que nos ha vuelto a salvar la vida. O al menos a darnos una oportunidad más clara de sobrevivir.

-Eso espero hijo, mío, eso espero –respondió Xavier mientras comenzaba a rezar en silencio.

About these ads

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.