Jornada 9. El final del principio (XXVI)


-Lo cierto es que esperar a que un cuerpo se convierta en zombie es aburrido. Es una pérdida de tiempo. La verdad es que la conversión podría ser inmediata, pero no… se tienen que hacer de rogar. Como si fueran importantes.

>>Bueno… de todas maneras, tampoco tengo prisa. Me pregunto si mi experimento habrá funcionado. ¿Se convertirá en un zombie? ¿O seguirá muerto? Ah, la ciencia, llena de tantas incógnitas.

>>Ahora que lo pienso, ni siquiera me presenté. Pobre hombre. Su nombre no pasará a la historia… tendría que ser menos maleducado. Claro, que contigo tampoco fui muy educado, ¿verdad Eva?

>>Vale, ya sé que seguramente ése no es tu nombre, pero… no soy adivino, y la gente hoy en día no lleva carnets de conducir o documentos identificativos… salvo que seas un soldado…

>>Maldita sea, tenía que ser un mercenario de los que no quieren ser identificados. Bueno, le está bien empleado. El mundo no sabrá nada sobre su contribución a la ciencia.

>>No hay nada más que odie que los mercenarios. Quiero decir, los soldados, puedo entenderlos. Tienen un fin, un cometido. Pero los mercenarios… venderse al mejor postor… es repugnante.

>>Mmm… qué tenemos aquí. Una radio. Parece que tienes amigos, y que te están buscando… a ver qué se traen entre manos…

>>¿Una caza? ¿En serio? ¿Todo esto por una persona? Debe de ser una persona interesante. Y parece que no estoy lejos del lugar donde la esperáis… bueno, espero que no te importe que te deje un rato. Al fin y al cabo, no es como si fueras a levantarte e irte… al menos en las próximas horas.

—————————————————————————————————–

-Guau… vaya carnicería. Oh, han dejado heridos… lo dicho, los mercenarios son bárbaros. Ni siquiera se preocupan de sus compañeros caídos… ¿Debería acabar con su miseria? Al fin y al cabo, se lo han buscado… ahora que lo pienso, seguro que han sido ellos los culpables de que no tenga zombies para experimentar… Merecen morir. A ver por quién empiezo…

>>Aunque la verdad… seguro que tenéis compañeros sanos que sí serán un reto… bueno, no me entretendré con vosotros. Vuestros compañeros me están esperando. Lástima que no pueda probar con vosotros mi teoría no-zombie. En fin, otra vez será.

—————————————————————————————————–

-Vaya… vaya… parece que el pajarito tiene garras… Uno… dos… tres… muertos… Oh, qué buena persona, ha dejado algo para mí.

>>Perdone, ¿me podría ayudar? Creo que me he perdido. Estoy buscando a unos mercenarios muy malos para matarlos.

>>Tampoco hace falta ser tan maleducado. Entiendo que se ponga nervioso porque vaya a morir. Pero no es culpa mía. Yo no escogí ser un sucio y asqueroso mercenario que vende sus servicios al mejor postor.

>>Venga hombre. Pero no me lo ponga tan fácil. Entiendo que siendo un mercenario se haya oxidado pero míreme a mí, que soy un simple médico… venga, un pequeño esfuerzo, que sino esto es muy aburrido.

>>¿Y a esto lo llaman mercenario? En mis días a la gente así la usábamos para limpiar letrinas. Por favor. Bueno… a ver qué querían cazar.

>>¿Hola? ¿Hay alguien ahí? ¿Vengo en son de paz? ¿Larga vida y prosperidad?

>>Qué tenemos aquí… una bella durmiente… Fascinante.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.