Jornada 3: “Vida y milagros de G,” el salvador del mundo (XIII) Por JD


Un día, más para escapar de sus “alumnos” que otra cosa, Gerald acabó en el laboratorio donde Doc parecía inmerso en la lectura de un libro, “¿Qué hay de nuevo, viejo?” -preguntó Gerald acercándose al cristal que le separaba de la cosa que había al otro lado, “¿Ya ha terminado su transformación?” Gerald prefería el término, zoombificación, pero a Doc parecía molestarle, y era mejor estar de buenas con el doctor, que nunca se sabía cuándo podría necesitarlo.

Doc no se levantó de su silla:
-Sí, ya no es un ser vivo, ¿estás contento? No entiendo porqué debemos dejarle vivir y no liberar su alma y matar a esa criatura del demonio.

Gerald alzó una ceja
-¿Ahora te has vuelto creyente Doc? Mira, ese ser… -y buscó la mejor palabra para definirlo, no era vivo, ni muerto, no era no-vivo, y no-muerto… no sabía quién había decidido llamarlos así, pero este tío no había muerto, había sido infectado según se decía, así que no era un no-muerto… Un fuerte ruido le cortó su línea de pensamiento, se giró instintivamente y vio al zombie pegado al cristal con la boca abierta e intentando morderle, la imagen hizo que involuntariamente diera un paso para atrás, con la mala fortuna de tropezar contra una silla y caer de culo al suelo.

Con el rabillo del ojo captó una breve sonrisa de Doc que desapareció inmediatamente. Gerald señaló al zombie sin levantarse:
-ESO es el enemigo Doc. Y debemos conocer a nuestro enemigo. ¿Qué les impulsa? ¿Qué comen? ¿Pueden sobrevivir sin aire? ¿Sin comida? ¿Les afecta lo mismo que a los humanos? ¿Venenos? ¿Gases letales? ¿Cómo nos localizan? ¿Nos ven? ¿Nos huelen? ¿Qué hacen con la comida? ¿Cómo nos pueden infectar con un mordisco? ¿Podemos contrarrestar la mordedura? ¿Cómo mueren exactamente? ¿Cortándoles la cabeza? ¿Volándoles el cerebro completamente sólo parcialmente? ¿Se regeneran? ¿Procrean?

Gerald hizo una pausa y se levantó mientras se acercaba al cristal y hacía contacto ocular con el zombie:
-¿Qué sabemos de esas cosas Doc? No sabemos nada, salvo que no les gustamos. Pero en ese caso, el sentimiento es mutuo. ¿Qué les impulsa? ¿Cuál es su origen? O descubrimos las respuestas o perderemos esta guerra, porque no se equivoque Doc, estamos en guerra.

-Un poco alarmista ese comentarios –dijo Doc casi sin mirarle-, no va con tu personalidad.

-Piensa lo que quieras, pero es la supervivencia de la raza humana lo que está en juego, el permanecer en lo alto de la cadena alimenticia y no desaparecer sustituidos por ese remedo de ser indefinible -replicó Gerald, más por llevar la contraria a Doc que otra cosa.

About these ads

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.